Libertadores: Boca volvió a ganar y San Lorenzo volvió a perder

El conjunto de Carlos Ischia se impuso por 3 a 1 en su visita al Guaraní de Paraguay, mientras que los de Miguel Angel Russo no pudieron como locales ante el también paraguayo Libertad, que lo venció por 1 a 0. El Xeneize quedó primero en su grupo y está muy cerca de la clasificación pero al Cuervo se le complicaron las cosas.

San Lorenzo 0 – Libertad 1

San Lorenzo perdió otra vez y quedo complicado

San Lorenzo perdió otra vez y quedo complicado

El Nuevo Gasómetro estuvo casi repleto ayer por la noche, con miles de hinchas cuervos que esperaban la levantada de su equipo luego de dos derrotas seguidas en la Copa. Con Hilario Navarro en el arco y la novedad del uruguayo Fornaroli como acompañante de Bergessio en la delantera, San Lorenzo comenzó algo tibio. Intentó con el juego del Papu Gómez y la voluntad de Lavandina Bergessio, más alguna subida de Rivero y Adrián González por derecha, pero no alcanzó a llevar peligro al arco de Libertad. El conjunto paraguayo tenía muy bien estudiado el libreto y, con un equipo experimentado, le planteó un juego muy cerrado al Ciclón. Los de Torrente plantearon un 4-5-1 con Vladimir Marín y Ramírez, que acompañaban al único delantero Juan Samudio cada vez que recuperaban la pelota.

El primer tiempo pasó sin muchas emociones y con poco fútbol. Un tiro libre de Marín y un mano a mano que salvó Navarro fueron las únicas jugadas de peligro, ambas a favor de Libertad. El segundo tiempo no fue muy diferente al primero. El equipo paraguayo esperaba en su campo y salía rápido de contra cada vez que la perdían Rivero o Ledesma, muy imprecisos. A los 5 minutos, una contra rápida de Libertad terminó con un centro rasante del lateral izquierdo Miguel Samudio que Aguirre no pudo sacar y la metió en su propio arco. Después de eso, el “Gumarelo” se cerró bien, esperó a San Lorenzo e intentó aprovechar los errores de su rival. No hizo otro gol por la pericia de Hilario Navarro en un par de jugadas. En el juego, sólo quedó la insólita lesión del colombiano Marín, que se desplomó en el suelo tras sufrir una hipoglucemia.

El partido terminó y el Ciclón se fue insultado, tanto los jugadores como su técnico Russo. Igualmente, San Lorenzo sigue dependiendo de sí mismo para clasificar, ya que ayer Universitario y San Luis empataron 2 a 2. Con 4 partidos jugados por equipo, Libertad ya se aseguró el pase y el primer puesto con 12 puntos, seguido por Universitario de Lima con 5, San Lorenzo con 3 y San Luis cierra con 2. El Cuervo debe jugar ante los peruanos y los mexicanos, por lo que con dos victorias no dependerá de otros resultados para llegar a los Octavos de Final.

Guaraní 1 – Boca 3

Palermo volvió a marcar en la victoria Xeneize

Palermo volvió a marcar en la victoria Xeneize

Más de 4 mil xeneizes se acercaron al estadio de Olimpia en Asunción, donde Guaraní hizo las veces de local, para presenciar el tercer partido de Boca en la Copa. A priori el equipo más débil del grupo, Guaraní pareció empeñarse en demostrarlo en los primeros quince minutos. Le entregó pelota y campo a Boca, que de a poco y pacientemente (demasiado) se acercó al arco de Aurrecochea. Lo vio tan fácil Boca en el comienzo que se durmió y dejó crecer al equipo paraguayo, que de la mano de un Fabbro inspirado (en el primer tiempo parecía Zidane) fue equilibrando el trámite hasta hacerlo favorable al equipo paraguayo. Boca no aguantaba la pelota y los volantes paraguayos le entregaban todos los balones a Fabbro, que jugaba con mucho espacio y de manera casi perfecta, imitando al Riquelme de sus mejores épocas. Krupoviesa parecía perdido en el medio (no es su puesto, está claro) y el 10 del conjunto guaraní encontró allí su lugar en la cancha. Un desborde suyo por la izquierda terminó en centro y gol de Negreiros a los 35 minutos. Después de eso, Boca intentó con Mouche, pero no creó mucho peligro. El peor primer tiempo de Boca en años terminó con un Riquelme fastidioso con sus compañeros y una certeza: peor no se podía jugar.

En el segundo, Boca salió con otra actitud, más predispuesto a tocar la pelota e intentar llegar por abajo, sin tantos centros a Figueroa (ecuación repetida en el primer tiempo). A poco de comenzar, Figueroa dejó solo a Mouche, quien definió con un zurdazo al ángulo, pero fue anulado por un offside (mal cobrado, aunque muy finito). Guaraní llegó con un par de contras, pero luego de eso fue todo de Boca, que llegó al empate con un penal inventado sobre Ibarra que Riquelme cambió por gol a los 22 minutos. Inmediatamente, Ischia mandó a la cancha a Palacio y a Palermo por Mouche y Figueroa. La experiencia de los delanteros fue fundamental para definir el partido a favor del Xeneize. A los 30, desborde de Vargas (gran segundo tiempo) y gol de Martín, y a los 40, gran pase de Riquelme y gol de Palacio, eludiendo al arquero como el domingo ante Argentinos. Fin del partido y ganó Boca 3 a 1, que quedó puntero con 9 puntos, 3 más que Deportivo Cuenca y Deportivo Táchira, aunque con un partido menos.

Boca es el único equipo argentino que parece hacer pata fuera del territorio nacional.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: