Trabajo insalubre

Este post fue publicado el día de ayer, pero luego eliminado por mí, dado que el 24 de marzo, no pude subir mi mención referente al Día de la Memoria. Es por esto, que lo publico hoy nuevamente para aqullos que no lo pudieron leer.

El público argentino es resultadista, esto no es novedad. Tampoco lo es que los entrenadores cada vez tienen menos margen de error y tiempo para trabajar. Mucho menos novedoso es el hecho que a menos tiempo de trabajo, menos resultados positivos. El fútbol, sobre todo el de nuestro país, esta complicado para ser entrenador: en lo que va del torneo, media docena de entrenadores dejaron su cargo. Casi uno por fecha. Y otros tantos, como el caso de Miguel Ángel Russo en San Lorenzo y Claudio Vivas en Argentinos, están apuntando hacia el mismo destino.

Ningún proyecto tiene posibilidades de ser exitoso, bajo las actuales condiciones que ofrece el trabajo de entrenador: exigencias a corto plazo, poca inversión monetaria y, en lo posible, encontrar nuevas figuras en las inferiores, que aseguren el futuro económico del club por algún tiempo. Los DTs llegan, dirigen algunas prácticas, se adaptan al plantel y a las condiciones que le impone la Comisión Directiva, y rezan por no perder dos partidos seguidos, porque el murmullo de las tribunas, suele ser el principio del fin.

Obviamente, si este sistema continúa en funcionamiento es debido a que hay individuos que deciden ser funcionales a esto. Individuos que, entre otras cosas, desfilan por los canales deportivos, ofreciendo sus visiones del fútbol, a pesar de haber fracasado reiteradas veces en su rol de DT. Así y todo, insisten una y otra vez, de la mano de periodistas expertos en esto de desestabilizar y hacer lobby a favor de amigos. Esto, sumado a que los dirigentes hoy en día prefieren contratar nombres y no planes de trabajo, es el ceite para los engranajes de esta máquina del mal.

Acerca de esto, pongo un extracto de la columna de Cristian Grosso en La Nación, que muy bien describe esta situación:

Aun así, muchos técnicos son serviles al circo. Hay DT/víctimas que se desechan con un soplido, y también DT/cómplices que prefieren sólo cobrar hasta el último día que trabajaron a cambio de conseguir la libertad de acción que les permita negociar con otro club y no bajarse del gran escenario. La de director técnico es una tarea tan endiosada como, a la vez, bastardeada. Algunos la dignifican y otros la rebajan. En el mercado laboral argentino abundan aquellos que tienen el hábito de pasear frente a las cámaras para garantizarse ser inquilinos de la vidriera.

Obviamente, que casos como el de Sir Alexander Ferguson (22 años en el Manchester United) y Arsene Wegner (12 años en el Arsenal), son muy difíciles hoy en día en nuestro fútbol, pero afortunadamente, todavía quedan clubes que se preocupan por el trabajo y tienen la paciencia necesaria para esperar los resultados, como es el caso de Lanús, que confió primero en Ramón Cabrero y en sus inferiores (finalmente serían campeones por primera vez en su historia), y luego en su asistente, el joven Luis Zubeldía. El Granate actualmente es el único puntero del campeonato y ha estado en los primeros planos del fútbol desde hace varias temporadas.

Lamentablemente esta vorágine no se va a detener, y va camino a aumentar. Los hinchas están cada vez más hambrientos de resultados y los dirigentes, en lugar de poner paños fríos y pensar seriamente a la hora de contratar un DT, buscan nombres que acallen los murmullos de las tribunas. En esta senda, sólo queda preguntarnos en qué momento transformamos a los entrenadores en agentes descartables y cuánto van a tardar en desaparecer.

Links Relacionados

La columna de Cristian Grosso en La nación: El narcisismo que maneja la picadora

Anuncios

4 comentarios

  1. ” los dirigentes, en lugar de poner paños fríos y pensar seriamente a la hora de contratar un DT, buscan nombres que acallen los murmullos de las tribunas.”
    Si la entidad principal contrata a DAM, DT sin título, que puede esperarse de sus afiliadas.
    Despues Bilardo discursea respecto a dignificar la profesión…¿Cuanto faltará para que Tinelli u otro caretón decida o exija (dentro de las “atribuciones” del “grupo inversor”) ser el DT del equipo?
    Posiblemente muy poco. Maradona en la selección abrio la puerta a esta alternativa.

  2. Kurku: Es verdad que Maradona sentó un peligroso precedente, pero esto ya ocurre hace tiempo. No nos olvidemos de Luis Ventura como DT de El Porvenir, o Rodolfo De Paoli como DT de Fenix (si no me equivoco), o, el a mi entender nefasto, Orestes Katorotz, como DT de All Boys, sólo por nombrar algunos. Esta bien, esto casos son del ascenso, pero no dejan de ser bastardeadas al puesto de entrenador.

    También hay que destacar que muchas veces no es necesario el Carnet para ser un buen DT, como ocurriera con Johan Cruyff en el Barça, aunque supongo que hay bastante distancia entre Diego y el holandés.

    Igual, es como pasa con la licencia de conducir: hay cada uno que la tiene que es un peligro. Si bien aca no hay riesgo de muertes, lo mismo ocurre con los entrenadores: los Caruso, los Ramaciotti, los Ruggeri, etc

    Mi querido Kurku, vamos en camino a lo que usted dice, en cualquier momento tenemos un Tinelli o algun personaje de estos como DT, por el solo hecho que es el que pone la plata: o acaso Grondona no está tratando de acomodar a sus hijos en la Selección?.

    La pregunta sería: ¿nos daremos cuenta a tiempo y lograremos frenar todo esto?

  3. Para hablar de Maradona como DT de la selección vamos a tener que esperar. No me parece justo juzgarlo por sus (malos) resultados hace 15 años en Racing y Mandiyú. Este caso en particular no creo que tenga mucho que ver con lo que Gonchi quiso exponer en su post. Recordemos que Pekerman no tenía experiencia en primera cuando tomó el cuadro nacional, y sin embargo hizo un digno papel en el mundial, a pesar de que para mi, personalmente, se equivocó en los cambios contra Alemania, pero ese es otro tema.
    El tema de los técnicos es complicado, pero no es todo culpa de ellos, o de los dirigentes. Los hinchas muchas veces se dejan llevar por su pasión y exigen más de lo que corresponde. Un ejemplo es Independiente: no tiene plantel para ser campeón, sin embargo se le pide eso. Ojo, Santoro no fue un buen DT, pero mucho más con ese equipo no podía hacer.
    La otra pata de esta cuestión son los propios jugadores, que varias veces se tiran para atrás (por más que después se diga que no).
    Hay que adecuarse a esta realidad, no queda otra.

  4. El punto no es si DAM sera bueno o malo para dirijir la seleccion.El asunto es que no tiene mas que su nombre.Ni titulo ni antecedentes. Entonces ¿como es? ¿Se pide titulo o no?¿hay que tener antecedentes de manejo de grupos, formación sicologica, “al menos saber leer y escribir…”?
    La cosa pasa,como muchas otras en esta epoca, en establecer una ley, un criterio, una pauta para resolver y despues trasgredirla,solo por conveniencia.
    Por eso Bilardo, que habla en su programa de “dignificar” la profesion de DT, promueve a DAM.
    Cada vez mas circo…y menos pan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: