No pudo pinchar

Fábio fue una muralla

Fábio fue una muralla

Estudiantes no pudo quebrar el cero ante Cruzeiro. En la ida de la final de Copa Libertadores jugada en el Estadio Unico de La Plata, el Pincha solo igualó ante los brasileros y no quedó muy bien parado de cara a la ravancha del miércoles que viene en Belo Horizonte. En un partido duro y trabado, la figura terminó siendo el arquero brasileño Fábio, que trapó varias pelotas de gol y se mostró muy seguro.

 

Espectacular recibimiento del público Pincha para su equipo. Una lluvia de papelitos, bengalas, fuegos artificiales, humo y un show con rayos láser digna de cualquier definición europea (una gansada, pero a los chicos les gusta). El clima era tremendo, ya se palpitaba la final de la Copa…

 
a_desabatovwpaulista_412x23El Pincha intentó desde el primer minuto, tomó las riendas del partido y nunca las soltó. Fue el protagonista del juego, frente a un rival que se plantó bien atrás y salía rápido de contra. El primer tiempo fue todo de Estudiantes, aunque no tuvo muchas chances claras. Un tiro libre de Verón, un mano a mano de Enzo Pérez y otro disparo desde afuera del área de la Bruja, todos resueltos espectacularmente por Fábio, fueron las jugadas más claras de la etapa. Verón arrancó muy enchufado, haciéndose cargo del ataque del León, con la ayuda del mendocino Enzo Pérez, de gran primera mitad. Otro que intentaba era la Gata Fernández, pero las terminaba casi todas mal, con pases a nadie o perdiendo la pelota de manera hasta infantil. Boselli se dedicaba a aguantar y descargar. El gran ausente en el ataque del Pincha fue Benítez, casi intrascendente. Ni siquiera estuvo certero en las pelotas paradas, su fuerte. Cruzeiro no hacía más que abroquelarse contra su arquero y tratar de armar una contra por medio de Wagner y Wellington.

 

tapaEl segundo tiempo comenzó un poco más frío. Los brasileros se encontraban firmes y no cedían ante la presión de Estudiantes. La Gata Fernández seguía mal con la pelota y Benítez, totalmente desaparecido, finalmente fue reemplazado por Maxi Núñez, que tampoco gravitó en el partido. El ingreso de Salgueiro por Fernández era un cambio cantado, pero Sabella lo demoró mucho. Verón ya no era el del primer tiempo. Se notaba que no está en su plenitud física y, para colmo, sufrío un codazo que le abrió el pómulo izquierdo (tuvo que salir 4 veces para que le pararan la hemorragia). Estudiantes sintió la merma en el juego de la Bruja y dejó crecer un poco a Cruzeiro. El León igual tuvo una con un cabezazo de Desábato, pero otra vez Fábio evitó el gol. Los de Belo Horizonte aprovecharon la desesperación de Estudiantes por abrir el marcador y se adelantaron un poco en el campo. Verón y Braña no recuperaban tanto como antes y Wagner y Kleber tenían más lugar para jugar. Así llegó la jugada más clara del partido para los visitantes. Wellington mandó un centro desde la izquierda que Andújar apenas pudo desviar y se la dejó servida a Kléber que, increiblemente, falló con el arco libre.

 

Con el ingreso de Salgueiro, Estudiantes volvió a tener una chance clara. El uruguayo peleó una pelota sobre la izquiera, enganchó para el medio y le dio al segundo palo. La pelota salió rozando el palo para desazón de todos los platenses. Después de eso no hubo tiempo para mucho más y los brasileros se llevaron lo que vinieron a buscar. Ahora el Pincha tendrá que jugársela en Belo Horizonte, donde cayó por 3 a 0 en la fase de grupos…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: