El último Titán

argperres

El panorama pintaba para la película épica: lluvia, desconcierto, todos yendo “a la carga Barracas”, un minuto para el final. Y si hablamos de “película épica”, ¿quién más puede ser el protagonista? Sí, Martín Palermo. El “optimista del Gol” como lo llamara alguna vez Carlos Bianchi. El Titán. Para aparecer por afuera de la mezclas de camisetas que había en el área y definir con el arco vacío. Sin embargo hay que sincerarse y ver la realidad de la Selección en este momento: Argentina le ganó con lo justo a Perú, el último de la tabla. Y analizar también que a lo mejor no mereció el triunfo por casi todo lo hecho en el segundo tiempo.

Lo grita Martín, lo gritamos todos

Lo grita Martín, lo gritamos todos

Pero la Selección arrancaba un partido con la obligación de ganar y con muchas expectativas sobre lo bueno que podía resultar de la suma de Aimar, Messi e Higuaín. Trío que funcionó muy bien durante los primeros minutos del partido, tocando y jugando rápido y por abajo. El Pipita tuvo, por lo menos, dos claras para ponerse en ventaja durante los primeros 45’ que no pudo aprovechar, ambas con una buena reacción del arquero peruano Butrón. Argentina dominaba la pelota y las intenciones, mientras que Perú estaba clavado en el fondo, superpoblando la mitad de la cancha y cada tanto aprovechaba para meter un pelotazo a las espaldas de Jonás, pero que nunca llegaba a inquietar el arco de Romero.
Pero la Albiceleste empezó a levantar el pié del acelerador al ver que no podía romper el cerco peruano, condenando a los que veíamos el partido a un hondo aburrimiento. Os peruanos se ponían bastante ásperos en cuanto a la marca, golpeando a Messi y Aimar cada vez que tenían la pelota y aprovechaban el fastidio de la selección al no poder avanzar hacia el área. Así, fastidiada, la Selección llegaba al final del primer tiempo.

Para la segunda mitad Maradona mandó a la cancha a Palermo en lugar de Enzo Pérez, intrascendente durante los primeros 45’. Con tres adelante, buscaba tratar de ser más ofensivo y concretar las que no pudo durante el primer tiempo, pero la Selección quedó desarmada en el fondo y en el medio, porque Jonás se tuvo que adelantar más para cubrir la salida de Pérez. Perú aprovechó esta variante y empezó a insistir por esa punta, adelantándose más en la cancha. Pero cuando parecía que el visitante se venía, Aimar se encontró con Higuaín, con un pase magnifico para dejar al delantero del Real Madrid cara a cara con el arquero, quien definió ante la salida de Butrón y generó un grito de desahogo en la cancha. 1-0 y a tratar de liquidarlo.
Pero en vez de esto, Argentina perdió la pelota, y le cedió la iniciativa a Perú, que de a poco fue agrandando las figuras de Mascherano, que si bien no es el de antes, mejoro muchísimo con respecto a sus últimas actuaciones y Romero, que tapo dos o tres pelotas fundamentales y que cambiaron el desarrollo del partido. La Selección, desde la entrada de Martín, dejó de tirar centros al área, buscando el arma preferida del delantero de Boca, que tenía que salir del área para encontrarse con la pelota.
La Selección se metía cada vez más atrás y Perú avanzaba de a poco. Maradona trató de acomodar el fondo, con el ingreso de Demichelis por Higuaín, volviendo a tener dos delanteros y tratando de cuidar el resultado, pero Di María, Aimar y Messi desaparecieron, con lo que significo que Perú estuviera más cerca del empate, que Argentina del segundo.

Buen primer tiempo de Lio, después se pinchó

Buen primer tiempo de Lio, después se pinchó

Hasta que vino ese final para el infarto: al minuto 90, en una de las tantas corridas peruanas, el centro pasado parecía que se perdía por el fondo, pero Mascherano se mandó un macanón tirando un taco en el borde del área, regalándole la pelota para el centro peruano que fue definido por Rengifo. 1-1 y los hinchas pedían huevos e insultaban a los jugadores y cuerpo técnico.
Pero no estaba todo el pescado vendido: luego de un córner, en el 2º minuto de descuento, el Pocho Insúa (había entrado por Aimar) le dio de rastrón, y luego de desviarse en el camino, le quedó a los pies de Palermo y con el arco vacío. 2-1, delirio de los jugadores. Delirio de Maradona que se tiro al césped del Monumental y alegría de la gente que coreaba el nombre del Titán.

¿Qué decir uno por uno? La actuación tuvo mucho altibajos, más bajos que altos: lo mejor se puede encontrar en Mascherano; cortando todo en mitad de cancha; Romero, que tapo dos o tres pelotas muy buenas; Palermo, que apareció en el momento justo, mostrando la entrega de siempre y el primer tiempo de Aimar, Messi, Higuaín y Di María. El segundo tiempo fue en si otro partido, donde Aimar dejo de recibir la pelota y Messi se quedó pardo más de lo que corrió. Flojito debut de Emiliano Insúa que perdió más de las que ganó y no se proyectó casi nunca. Pero en general, la Selección nuevamente dejó signos de preocupación y de un flojo rendimiento.

A pesar de todo, fue triunfo, vital e importantísimo de cara a las Eliminatorias. Ahora se vendrá una final contra Uruguay y quien gané clasificará al Mundial directamente. Desde ya habrá que levantar el nivel porque los charrúas propondrán un partido áspero en su casa y no perdonarán como sí lo hizo Perú.

Se viene una final, hay que ganar.

Links Relacionados:

Vale Chumbar: Palermo, siempre Palermo, hasta en la Selección

Esférico Balón: Palermo, el protagonista

La pelota no dobla: Argentina 2 Perú 1

Anuncios

5 comentarios

  1. La verdad que hacía mucho no gritaba un gol de la Selección como el de Palermo. Que monstruo que es ese tipo, un elegido. Saludos y gracias por el link!

  2. Palermo ya hzo vibrar a los aficionados de Boca con su gol a Veléz y ahora a la selección, grandioso delantero. A ver ahora que sucede en Montevideo.

    Saludos!

  3. parece ser de lo poco rescatable lo de palermo, en medio de un equipo que cada vez juega peor. espermeos que mejore para el ultimo partido

  4. Si no fuera porque Ecuador mancó, diría que no merecemos ir al mundial. Le ganamos cagando al último, que no había sumado de visita, con un gol en offside, a los 47 del ST y de pedo. Ojalá clasifiquemos, y ojalá después se vaya Maradona. De verdad, no está capacitado para dirigir.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: