Feliz 2010!

Mediante este post, les queremos desear un muy feliz año nuevo para todos y que todos sus deseos se cumplan en este 2010 que arranca.

También aprovechamos para comentarles que durante los primeros días de enero los post serán más escasos, y en su mayoría, serán videos recordando lo mejor del 2009. Esto se debe a que, tanto Vonadeo como yo, nos vamos a tomar unas merecidas vacaciones lejos del mundo, donde probablemente (y preferiblemente) no haya internet.

Ya, entre mediados de enero y principios de febrero, arrancaremos con la temporada 2010 de Siga Siga, llevando las notas de actualidad y opinion, tal como lo hacemos habitualmente.

Esperemos que ustedes disfruten también de sus vacaciones (aquellos que las tengan), y nos estaremos leyendo a la vuelta.

Felicidades!!

Anuncios

Anuario: Lo Mejor y lo Peor del 2009 (Parte II)

Continuamos con la segunda parte de este Anuario 2009 del Deporte Argentino. En esta edición haremos la revisión de lo peor de este 2009 que ya casi está terminado. Que lo disfruten.

Lo Peor del 2009

Sin dudas, una de las peores cosas que vimos durante el 2009 es la situación futbolística y dirigencial que vive la Selección Argentina. Este año ha traído más tristezas que alegrías para la Selección, más allá de haber cumplido el objetivo de conseguir los pasajes a Sudáfrica sin la necesidad de repechaje. De todas maneras, Diego Maradona jamás encontró ni el equipo ni el estilo de juego. Argentina clasificó sufriendo hasta último momento en parte gracias a las victorias que consiguió y en parte porque los rivales no se animaron a mas sobre el final de la Eliminatoria. Casi 80 jugadores pasaron por la convocatoria, muchos de ellos inesperados, y pocos rindieron de la misma forma que en sus clubes. La derrota 1-6 con Bolivia en La Paz y 1-3 con Brasil de local, tal vez los peores ejemplos.

Sin irnos del predio de Ezeiza, también hay que mencionar los miles de problemas internos que tiene el Cuerpo Técnico que seguramente, en mayor o menor medida, afectó el nivel de juego. Bilardo peleado con Diego, que a Diego no le dejan traer los ayudantes que quiere, que se pelea con Brown y Batista, que Mancuso se pelea con Bilardo, y así sucesivamente, día tras día, apareció un nuevo problema interno del cual preocuparse. El papel de la prensa tampoco ayudó demasiado, metiendo púa y siendo el interlocutor entre las partes, sin mencionar a ciertos medios, que atacaron a Maradona en exceso por cuestiones políticas, como el apoyo a la Ley de Medios y terminaron recibiendo un “Que la chupen” y “Que la sigan mamando”, para algunos merecidos, como la dedicatoria especial a Toti Passman.

Pero las pálidas arrancarían bien a principios de año, allá por enero, cuando la Selección Sub-20 dirigida por Sergio Batista, se quedaba afuera del Mundial de la categoría a disputarse en Egipto. Los pibes nunca mostraron un gran nivel, incluso frente a selecciones claramente inferiores, y el mal juego fue una constante en los dirigidos por el Checho, que en la fase final, no ganaron ningún partido. Luego de este fracaso, Batista aún continúa al mando de los juveniles, que en enero ocuparon el último lugar de la clasificación.

Cambiamos de deporte por un ratito. Si bien no fue un fracaso rotundo, recordamos con tristeza la eliminación argentina de la Davis, a manos de República Checa. Fue 3-2, con Del Potro lejos de su plenitud física, y sin Nalbandián, que ya empezaba a tener problemas en la cadera que luego se operaría. En esta situación, a Argentina le costó mucho y no puedo ante quienes luego serían los sub campeones (perderían la final con España por 5-0). Habrá que ver qué ocurre el año que viene.

Siguiendo en el tenis, no fue un gran año para los argentinos, sacando, obviamente a Del Potro. Todos bajaron su ranking y sufrimos dos retiros: Guillermo Coria y Agustín Calleri. Guillermo Cañas todavía está ahí, pensando su futuro, con una muñeca que lo tiene a mal traer y David Nalbandián se perdió media temporada por una lesión. Ojalá el 2010 venga con más suerte.

Volvemos al fútbol y no podemos dejar de mencionar el año difícil que tuvieron los 5 grandes. Todos cambiaron de técnico n algún momento del año, y si bien ahora San Lorenzo e Independiente se encuentran en una pequeña remontada, lejos estuvieron de colmar las expectativas de los hinchas. Racing, que arrancó en franca remontada, zafando de la promoción gracias a Caruso, termina la temporada en un pozo importante y con grandes chances de jugarla el año que viene. Detalle importante que refleja el año de los grandes: ninguno de ellos disputara la Libertadores el año que viene.
Y a Boca y River les damos un párrafo aparte. Boca, con pocos refuerzos y luego del affaire Caranta, arrancaba el año como campeón y casi termina último. Horrible clausura, y para colmo, fue eliminado en octavos de final de la Libertadores, a manos del Danubio uruguayo. Ya en la segunda mitad, y siendo uno de los que mejores se reforzó (con cambio de DT incluido), nunca encontró el equipo, las peleas internas, dirigenciales y en el plantel, se hicieron cada vez más evidentes y terminó el año de la peor forma. River por su parte, venía de ser último y era muy difícil que no mejorara la última campaña. Pero todo puede pasar bajo el mandato de Aguilar. Algunos hinchas compraron el humo que vendió Fabbiani, que llegó siendo ídolo y se fue por la puerta de servicio. Así, en River se esforzaron por empeorar aún más el presente futbolístico millonario y siguieron regalando prestigio, quedando eliminados en la primera ronda de la Libertadores. El segundo semestre fue un poco mejor, por la llegada del negro Astrada, que le cambió la cara, un poco, al equipo, y porque finalmente, Aguilar terminó su mandato.

Ya que estamos en el futbol local no podemos dejar de mencionar las denuncias que aparecieron contras los árbitros de odas las categorías, acusados de arreglar partidos y favorecer a distintos equipos. Estas denuncias, que hace años que son sospechas dentro del mundillo del fútbol, por el momento quedaron en la nada, excepto algún comentario tipo “la AFA está investigando”. Se dieron nombres, desfilaron montones de dinero, pero aun no hay culpables y los árbitros siguen dando que hablar por sus malas actuaciones.

Hasta aquí el resumen de lo que para nosotros fue lo peor de 2009. Como ya les dijimos en la primera edición, esto es simplemente un resumen de lo que, a nuestro entender, es lo peor del año. Los invitamos a que dejen sus comentarios y sus opiniones sobre que nos faltó o que sobra en este anuario. Esperamos que lo hayan disfrutado.

Anuario: Lo Mejor y lo Peor del 2009 (Parte I)

Se nos va el 2009. Y como no podía ser de otra manera, es el momento para analizar lo mejor y peor que dejó, a nuestro entender, este año para el deporte argentino. Este recorrido estará dividido en partes, la primera, que leerán a continuación, será el resumen de lo mejor que dejó el 2009 para el deporte argentino. Esperemos que lo disfruten

Lo Mejor del 2009

Sin dudas, encabezan esta categoría Lionel Messi y Juan Martín Del Potro. La Pulga se transformó en el primer argentino en obtener el FIFA World Player y el Balón de Oro que entrega la revista France Football. Además fue la figura y pieza fundamental para las obtenciones de La Liga, La Copa del Rey, la Champions League, donde además fue el goleador del torneo y el Mundial de Clubes. A pesar de todos los galardones y sus actuaciones descollantes, aún está en deuda con la Selección, donde no pudo igualar el nivel que tiene en el Barcelona.

Para Juan Martín, por su parte, este ha sido un gran año: se consagró campeón del US Open, derrotando, nada más y nada menos, que al gran Roger Federer en la final, convirtiéndose en el primer latinoamericano en ganar en Flushing Meadows desde Guillermo Vilas en 1977. El 2009 quedara en la memoria de Del Potro, como el año en que le perdió el respeto a los grandes y le ganó a todos.

Y como no mencionar a Estudiantes de la Plata. El León ganó la Copa Libertadores, en una final para el infarto de visitante frente al Cruzeiro y volvió a festejar como no lo hacía desde 1970, cuando obtuvieron la última. El equipo, con Juan Sebastián Verón como estandarte, se fue a jugar el Mundial de Cubes a Emiratos Árabes, el cual tuvo en sus manos hasta el minuto 88. Después la historia es conocida, el Barcelona se lo dio vuelta en el alargue. Así y todo, el Pincha tiene un lugar más que merecido entre lo mejor del año.

Pocos apostaban por lo que pudiera hacer Ángel Cappa por Huracán, allá por principios de año. Y vaya si generó un revuelo importante con su equipo y el regreso del Tiki Tiki. Con u plantel joven dispuesto a aprender y a aplicar y un entrenador con ganas de enseñar, Huracán fue enamorando a mucha gente amante del buen fútbol a pesar de no haber conseguido ningún título. Y si no lo hizo fue porque en el camino se cruzó Vélez, de gran primer semestre y un fallo arbitral que oscureció tanto el título merecidamente logrado por el equipo de Liniers, como el gran despliegue futbolístico que había hecho el Globo. Después, las necesidades de dinero del equipo, el plantel desarmado y la poca preparación de cara a la segunda parte del año, hicieron que Cappa renuncie y que Huracán, nunca vuelva a ser lo que fue. Pero desde aquí queremos recordar con mucha alegría la aparición de este gran equipo.

Y hablando del fútbol local, no nos podemos olvidar de los dos campeones de este año, Vélez y Banfield. Los de Liniers pelearon palmo a palmo el título con el Huracán de Cappa, demostrando una gran solidez y solidaridad en todas sus líneas. Fu un gran trabajo el que realizó Gareca, potenciando los rendimientos de jugadores como Zapata, Cubero y el goleador Rodrigo López. Por su parte, el Taladro se consagró campeón por primera vez en sus 113 años de vida. Merecido lauro para el técnico Julio Falcioni, que también realizo una gran tarea en un equipo que mezclaba experiencia y juventud en partes iguales.

La política también formó parte del deporte este año. Bueno para algunos y malo para otros, fue el quiebre entre TyC y la AFA, que permitió que los partidos codificados y los goles, en exclusiva por Fútbol de Primera, pasaran a mejor vida, por lo menos por ahora. El Gobierno Nacional se hizo cargo de las transmisiones del fútbol local, invirtiendo 600 millones de pesos (que aún no fueron recuperados) y a partir de la primera fecha del Apertura ’09, el futbol fue libre y gratuito para todos los argentinos.

La otra intervención política tiene que ver con el Congreso, y es la sanción de la Ley de Creación del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), el cual recibirá lo recaudado por un impuesto del 1% sobre las facturas de las empresas de telefonía celular (Claro, Movistar y Personal) y con este dinero financiar a los deportistas olímpicos. Esta Ley fue impulsada por el nuevo Presidente del COA, Gerardo Werthein y a pesar de ser un fin loable, la eterna incertidumbre que genera la política argentina, nos obliga a decir: habrá que ver qué ocurre con esto…

Y no queríamos cerrar lo mejor del año, sin mencionar a dos importantes deportistas argentinos como lo son Luciana Aymar y Ángel Cabrera. Lucha y las Leonas se llevaron, nuevamente el Champions Trophy que se disputó en Sidney, Australia y Aymar se consagró por sexta vez, como la mejor jugadora del Mundo. Por su parte, Ángel cabrera, volvió a meterse entre los grandes del golf y se llevó el Máster de Augusta, recibiendo así, la tan ansiada Chaqueta Verde.

Desde ya que esto es simplemente un resumen de lo que, a nuestro entender, fue lo mejor del año 2009. Seguramente muchos no quedarán satisfechos, por eso los invitamos a que comenten y nos digan que le falto a esta lista.

Para la próxima entrega, lo peor del 2009.

Feliz Navidad

Desde Siga Siga, les queremos desear a todos una muy Feliz Navidad

¡Cuatro a dó con Catalunya! ¡Son todo´ drogadicto’!

Argentina despidió el año con otra derrota dolorosa, esta vez frente el combinado de Catalunya, una región de España. El equipo de Diego otra vez hizo sapo y se comió una goleada. Está bien, no jugaron Verón, Mascherano, Messi, el arquero titular (¿quién es?), pero siempre hay alguna excusa para poner. Esta vez tendrán que hacer una fuerte autocrítica y enderezar el rumbo, porque sino al mundial lo vamos a sufrir.

Sergio García salta y Otamendi no. Gol catalán.

El partido contra el combinado catalán ya se volvió casi una costumbre. Es el tercero en pocos años y hasta ahora solo sirvió para que los catalanes demostraran su espíritu separatista y para que Argentina se lleve unos euros a sus arcas. Las anteriores dos visitas habían sido sendos triunfos argentos, con el cero en el arco propio como estandarte. Esta vez nos comimos cuatro. Y pudieron ser más. El Barc… digo, Catalunya se movió al ritmo de Xavi en la mitad de cancha. Siempre libre, el volante manejaba los hilos y ni Gago (de pésimo partido) ni Bolatti pudieron agarrarlo nunca. García encaraba a Papa y lo pasaba cada vez que quería y encima le hacían el 2-1 con el ignoto Bruno, al que Di María no seguía nunca. Bojan, Verdú y Sergio Busquets hacían lo que se les antojaba ya que ni Gago, ni Di María y mucho menos Pastore, ayudaban a Bolatti en la marca. A pesar de eso, Argentina no tuvo tantos sobresaltos en el primer tiempo, y cada vez que tuvo la pelota la administró bien. Incluso llegó varias veces con peligro al arco de Valdés, por medio de Pastore, Di María, Lavezzi (buena contra que le sacó el arquero) e Higuaín, pero no estuvieron finos en la definición. Hasta que a los 44 minutos, Bojan la cambió larga para Verdú, que tuvo tiempo de pararla, mirar, prepararse un fernet, tomárselo y mandar el centro, antes de que lo apure Cristian Alvarez. El centro cayó (?) en la cabeza de Sergio García, que le ganó en el salto a Otamendi (otro de mal partido) y definió con el arco solo porque Pozo estaba en… en algún lado.

Así nos fuimos al entretiempo, un gol abajo del rejunte provincial y con las chances intactas de que nos hagan más goles todavía, pero con la esperanza de embocar alguna de las múltiples situaciones que marraron nuestros players en la primera etapa. El Negro Enrique, o Mancuso, o Maradona desde las gradas, o Bilardo, o Grondona, o Humbertito, o… bueno, alguien, decidió que Otamendi no daba para más y lo puso a Nico Pareja para jugar el segundo tiempo. Argentina intentaba pero Di María seguía errando goles. Las ganas de Lavezzi y la intrascendencia de Pastore marcaban el juego argentino. Bolatti erraba muchos pases y los catalanes robaban y les hacían pito ídem a los nuestros. Fue así como Bojan la agarró por izquierda, encaró, vio que Gago no estaba, Bolatti tampoco, Alvarez seguía a otro y el único que tenía en frente, como a 25 metros, era Demichelis: “esta es la mía” dijo el suplente del suplente de Messi en el Barsa. Encaró directo hacia el esposo de Evangelina Anderson, lo pasó como a un cono y definió ante la débil respuesta de Pozo, justo antes de que cierre Pareja. El 2 a 0 quizás era demasiado (por la diferencia, no por la cantidad de goles), pero tampoco era una aberración (como el nivel de Gago y de Micho por ejemplo). Dátolo a la cancha por Papa. ¿Qué? ¿Y cómo nos paramos? ¿Tres en el fondo? ¿Dátolo y Di María juntos?  ¿Qué? ¿Cómo? ¿Dónd…? ¡Gooooooool!. Sí, gol. Mientras la gente se preguntaba qué carajo habían querido hacer con el cambio, Pastore se despertó de su hibernación y mientras se estiraba, la paró, la acomodó en al aire y la clavó al lado del palo en un golazo tremendo que ni él podía creer.

Los provincianos festejan alguno de sus tantos goles.

Si alguno pensó que se venía la remontada argentina le pifió. A los 24, seis después del gol de Pastore, penal para Catalunya. Pareja se llevó puesto a un compañero suyo del Espanyol y el juez de línea cobró penal. Sí, el línea. El ábitro se había hecho el orate. Del penalty se hizo cargo un tal Sergio González: gol. Pozo, ni cerca. El tercero parecía la estocada final en el corazón argentino, pero no. Los nuestros parece que carecen del músculo más importante, así que mucho no les importó que un veinteavo de España les clavara el tercero. Tres minutos después, y como quien no quiere la cosa, Di María se cansó de errar goles y metió el más difícil, desde afuera del área, al lado del palo. El 3 a 2 parecía poner a Argentina en partido otra vez… pero no. Cuatro minutos después, un catalán que se llama Moisés Hurtado y parece que juega al fútbol, nos cantó cuarteto. Tiro libre desde la izquierda tras falta de Pastore, Moisés divide (cuac) las defensas y cabecea en el área chica ante la atenta mirada de Pozo y su marca, Planchita Demichelis, que otra vez quedó pagando. El resto del partido fue cualquiera, con 345 cambios.

Otro paso en falso de Argentina, pero en falso posta. Horrible el nivel defensivo, algo rescatable en ataque, pero mucha preocupación, mucha, fue lo que dejó este amistoso pseudo internacional.

Arrasó con todo

Con el premio al FIFA World Player y su inclusión dentro del FIFA XI, Lionel Messi se llevó todos los premios individuales habidos y por haber, cerrando una gran faena que, como contábamos el día que se consagró Campeón del Mundial de Clubes, lo tuvo como protagonista principal de los 6 títulos que se llevó el Barcelona a lo largo de 2008 y 2009.

La votación lejos estuvo de ser pareja ya que Messi se llevó 1078 votos, seguido por Cristiano Ronaldo con 352 y Xavi, cerrando el podio, con 196, repitiendo lo que ocurriera con la votación del balón de oro, donde casi duplicó a su seguidor en votos.

Gran cierre de año para la Pulga que se transforma, como se esperaba, en el mejor jugador del mundo con solo 22 años, y que esperamos que termine en julio de 2010, con la Copa del Mundo en sus manos

Tan cerca…

Valdés no llega al cabezazo de Boselli

Tuvo el Mundial de Clubes en sus manos, pero a dos minutos del final, ese cabezazo bombeado de Pedro, amargó a toda La Plata. Después, ya sin las mismas energías, el Pincha lo aguantó hasta donde pudo, pero un centro de Daniel Alves encontró el pecho de Messi que le cambió el palo a Albil y ahogó todas las ilusiones de Estudiantes

El primer tiempo del Pincha fue perfecto. A tal punto, que el Barcelona, que se caracteriza por su posesión de pelota y toque rápido, tenía que recurrir al pelotazo para poder romper la defensa de un Estudiantes que proponía un partido trabado en mitad de cancha y aprovechaba las espaldas de los zagueros catalanes que estaban adelantados. Así, de movida, Enzo Pérez tuvo una clara que no pudo definir ante la salida de Víctor Valdés, demostrando que la presión Pincha iba a estar de mitad de cancha para arriba. El Barça tomó nota y respondió con una clarita de Xavi que no pudo aprovechar ante la salida de Albil, que fue una de las figuras del equipo platense.
Estudiantes se fue soltando, siempre manteniendo la presión en el mediocampo Culé y el Barcelona no encontraba una clara para meterse en el área: se armaba un partido de ida y vuelta, pero que se diluía en tres cuartos de cancha. El partido era más parejo de lo que muchos se hubieran imaginado. Y el Pincha se transformaba en una gran molestia para el Barcelona, que se lo notaba muy incomodo con el planteo del equipo de Sabella.
Ya a cinco del final de la primera etapa, Juan Manuel Díaz le puso tiza al botín y sacó un centro preciso que encontró la cabeza de Bosselli (adelantado por muy poco) y se calvó debajo de Valdés que solo atinó a hacer vista. 1-0 y un baldazo de agua fría para todos los barcelonistas que estaban en el estadio. Y tranquilidad para el equipo platense.

La pregunta para el segundo tiempo era: ¿Podría el Barcelona recuperar la posesión de la pelota, tal como es su costumbre? Y si era así ¿Podría Estudiantes aguantar la presión? La respuesta a la primera pregunta vendría antes del arranque del primer tiempo, cuando Pep Guardiola metió mano al banco y mando a la cancha a Pedro, un joven canterano muy habilidoso, para atacar con más hombres y salir a buscar el empate.
Y así fue el planteo de los catalanes: salieron con todo a atacar manteniendo su estilo. Recuperaron la

Pedro festeja el empate

pelota, ya que ejercieron una gran presión por sobre Estudiantes, que recurrió a cuidar su arco y tratar de meter alguna contra, pero el cansancio se empezó a hacer sentir cada vez más en el Pincha y el Barça no aflojaba con la presión: Guardiola mando a la cancha a Jeffren, un mediocampista similar a Pedro y le pidió a todo el equipo que se volcara a la ofensiva: los laterales ya casi eran extremos y Piqué, el segundo central, jugó 30 minutos de doble 9 junto con Ibrahimovic, quedado solo Puyol y Touré como defensores.
La presión fue mucha, pero así y todo no lograban vulnerar a Albi. Mientras tanto, Estudiantes robaba y ponía de punta para arriba a buscar a un Bosselli exhausto de luchar con el fondo Culé.
Y así, a dos minutos del final, cuando el Barça parecía no quebrar nunca el cero y con Estudiantes acariciando el Mundial de Clubes, apareció Pedro de cabeza para colocarla por arriba de Albil y obligar la Prorroga.

El tiempo suplementario fue una extensión del segundo tiempo: Barcelona trató de ir a buscar el triunfo, mientras Estudiantes se defendía, no solo del equipo Culé, sino también del propio cansancio por todo el esfuerzo realizado durante el partido. Encima, para peor, apareció Messi, que no había jugado bien durante los 90’ reglamentarios, sumado a Pedro, que mantenía el nivel y Jeffren, que se hacía dueño de la pelota.
Pero al inicio del segundo suplementario, apareció la daga en el corazón de todos los pinchas: Daniel Alves sacó un centro, el cual conecto Messi de pecho para dejar a Albil a contra pierna y provocar el delirio de todos los catalanes. El gol fue un mazazo para Estudiantes, que trató de salir a puro amor propio, pero el cansancio casi no lo dejaba mover.
Para el final, quedó un tiro libre de Verón, en el cual todo el Pincha, incluido Albil, se metió al área. La rosca de la Bruja fue perfecta y Desábato se encargó de peinarla. Pero el destino no estaba del lado de Estudiantes y la pelota, la última de la noche, paso rozando el segundo palo.

Messi le da de pecho para poner el segundo

Barcelona se lleva así el único título que le faltaba y completa un gran sexteto de trofeos entre la temporada 08 y 09, con Lionel Messi como gran protagonista: Liga española, Supercopa Europea, Supercopa de España, Copa del Rey, Champions y Mundial de Cubes. Además la Pulga se alzó con el balón de Oro del torneo, mientras que la Bruja Verón se llevó el de plata y Xavi el de Bronce.

Del otro lado, queda la gran entrega del Pincha, que tuvo a mal traer al mejor equipo del mundo hasta el final del partido. Fue un gran papel la que realizaron los dirigidos por Alejandro Sabella, que volverán a la Plata con la frente bien alta y el pecho inflado luego de la gran final que jugaron.

Links Relacionados:

Dame Pelota: La mística Pincha, de pie

Vale Chumbar: Barcelona amargó al “Pincha” y es el nuevo Campeón del Mundo

Esférico Balón: Pechito argentino

Las fotos pertenecen a Cancha Llena