Lo que dejó el Apertura 2009

Ponemos punto final al Apertura ’09, con lo que consideramos, a nuestro entender, los puntos fundamentales de este torneo que finalizó el lunes.

– Banfield, un justo campeón, que a pesar de la derrota con Racing en la recta final del torneo, siguió para delante hasta coronarse. Podrá no ser el campeón más vistoso por su juego, pero es un campeón merecido. Grandes jugadores que merecían tener su medalla como Luchetti y la confirmación de un excelente goleador como es Santiago Silva

– La gran campaña de Newell’s, que a pesar de caerse en el final mantuvo hasta último momento las expectativas con chances claras de salir campeón. Vale destacar el gran trabajo que está haciendo la nueva Comisión Directiva, poniendo a punto las instalaciones y el presupuesto del club rosarino, luego de los nefastos 14 años de Eduardo López

– El bajo nivel del Fútbol Argentino, que sigue hundido en la mediocridad. Pareciera que nadie quiere salir campeón y todos tienen miedo a perder, por eso no arriesgan. Cada vez se juega peor y más fuerte.

– La paupérrima campaña de Boca y River, que arrancaron el torneo aspirando a encontrar un lugar en la Libertadores del año que viene, y terminaron de la mitad de tabla para abajo. Boca arrancaba como el equipo que mejor se reforzó, pero nunca encontró su nivel, y fue siendo comido por las internas que tiene el club. River por su parte, a pesar de la levantada final, sig78ue siendo una lágrima y si no se pone las pilas el año que viene, peleará por el descenso

– La reaparición con vida de Independiente, después del horrible Clausura donde fue abonado a las goleadas. El Tolo le encontró la vuelta al equipo y estuvo peleando el torneo. Si bien falta mucho por trabajar, es otra cara a la que mostró el Rojo en torneos anteriores, que además pudo estrenar su Estadio remodelado

– El primer torneo televisado en vivo y gratis para todo el país. A pesar del regreso de algunos relatores y comentaristas insufribles, el balance fue positivo, con televisaciones correctas. Sigue quedando en el debe la publicidad que aparece durante el partido y ocupa la mitad de la pantalla. El Superclásico transmitido por tierra, aire y agua, quedará en el inconsciente colectivo (?).

– Los 20 goles en contra que se registraron en el torneo. Un número altísimo comparado con otros campeonatos. Y acá no se salva nadie, Verón, Aguirre, Maldonado, todos estuvieron entre los abonados a meter el gol en su propia valla. ¿Serán los nervios a la hora de rechazar? ¿O la falta de comunicación entre los jugadores?

– El manto de desconfianza que hay alrededor del arbitraje argentino, más ahora, con el despido de Aníbal Hay y las múltiples denuncias por sobornos que se suscitaron en estos últimos días. Una vergüenza que mancha el final del torneo.

– El poco claro retiro de José Luís Calderón: el gran goleador dijo que algún día contará los motivos por los cuales tomó esta decisión, pero lo cierto es que lo encontró casi sin jugar. Una lástima. También pasarán para el equipo de los ex jugadores, Sebastián Méndez y Daniel Bilos.

Anuncios

2 comentarios

  1. Buena síntesis. Lo peor es el bajo nivel del fútbol argentino, una pena este mal momento. Le agregaría el meritorio regreso de Almeyda. Saludos

  2. Algo hay que rescatar del nivel actual del fútbol argentino: los últimos 7 campeones fueron distintos. Se emparejó para abajo, dirán algunos. Puede ser, pero es inédito en un torneo de primer nivel que peleen tantos equipos y que los campeoens sean tan diversos. No creo que haya otra liga en el mundo con esta característica.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: