La muralla que divide

Y el Inter lo logró. Logró derrotar a ese gigante al que nadie se le animaba. Le dio una lección de futbol y concentración, tanto en Italia como en Barcelona, donde, con un jugador menos todo el partido, tuvo que aguantar para que no le hicieran un gol. Y aguantó. Anulo totalmente a Messi, quien nunca encontró la pelota y siempre se mostró molesto y fastidioso por la gran presión que le aplicaron. Rompió ese circuito central que maneja muy bien el Barça, principalmente gracias al gran partido del Cucho Cambiasso.

Milito y Eto’o casi no cruzaron mitad de cancha, sobre todo luego de la (discutible) expulsión de Thiago Motta. El Barcelona fue para adelante, eso también es indiscutible. Pero nunca fue del todo claro, otra vez, gracias a la tremenda (y duradera!) presión del Inter. Recién a 5’ del final, Gerard Piqué les dio un poco de ilusión a los Culé con su gol, pero el Barça ya se encontraba golpeado por la imposibilidad de entrar.

“Les dije a mis jugadores que le cedieran el balón al Barcelona”, diría después José Mourinho, técnico del Inter. Gran preparador de partidos, sabía que no necesitaba atacar para derrotar a los españoles. Había que ponerse firme y concentrarse, nada más. Y así el Barça chocó con la muralla italiana.

¿Mezquindad? ¿Futbol amarrete? ¿Catenaccio? Puede ser, estuvo al límite entre lo amarrete y el planteo perfecto. Pero Mourinho, viejo zorro, es un experto en jugar con los límites y logró que todas las miradas apuntaran a su equipo, sin la necesidad de patear al arco.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: