Sudáfrica Veinte-Diez: Día 4 – A la defensiva

Y se va la jornada número cuatro de este Mundial 2010, que aún no ha dejado nada para los anaqueles del recuerdo. Tres partidos más, donde a ninguno de los 6 equipos se le cae una idea para abrir el juego y mostrar un poco de fútbol. Ya no hay sorpresas, todos están parejos y cualquiera le gana a cualquiera en lo que viene siendo, por ahora, un aburrido Mundial.

HOLANDA 2-0 DINAMARCA

Dinamarca se perfilaba como la posible gran sorpresa del Mundial. Luego de su gran papel durante las eliminatorias, donde mandó a Portugal a pelear por un repechaje, todos estaban atentos a lo que pudieran hacer los nativos de donde algo huele mal (?)

Pero Holanda ganó con la camiseta. Y con orden, algo que a Dinamarca le faltó. Y ganas de hacer goles, algo de lo que Dinamarca careció. A pesar de esto, el cuarteto ofensivo de la Naranja (que lejos está de ser mecánica), prometía más de lo que demostró: van Persie, Kuyt, Sneijder y van der Vaart, si bien buscaron mucho, no lograron convencer a los espectadores, acostumbrados a ver una Holanda que va para adelante y practica un futbol agradable a la vista. Así y todo, fueron más que la rácana Dinamarca, que solo lograba inquietar al fondo holandés con pelotazos. Así, de tanto buscar, a Holanda se le dio de carambola, a menos de un minuto de iniciado el complemento, cuando un centro de van Persie, encontró el rechazo de Poulsen (al medio no, papá!) y luego la espalda de Dani Agger, para llegar a destino de red.

Dinamarca parecía que había sentido el golpe, pero todo fue una ilusión óptica, porque las más riesgosas seguían siendo del equipo holandés, encabezado por van Persie, como su carta más ofensiva. Así, tuvimos que esperar hasta cinco minutos antes del cierre, para que Elia definiera mano a mano con el golero, su tiro se estrellara en el palo y anudara a los dos defensores que venían cerrando y le quedara servida en bandeja a Dirk Kuyt, aumentara a cifras definitivas.

Con muy poco Holanda se llevó sus primero tres puntos, y dejó en evidencia la pobreza futbolística de una Dinamarca que deberá remontar mucho para aspirar a Octavos de Final.

Calificación de Siga Siga: Victoria merecida en un partido mediocre

Jugador FIFA del partido: Wesley Sneijder

JAPÓN 1-0 CAMERÚN

Y el partido que se perfilaba como el inmirable de la jornada no desentonó. Es verdad que poco se podía esperar de Japón, que solo ganó dos partidos en su historia mundialista (y de local, en 2002) y de Camerún (Eto’o +10) que lejos está de ser aquel cuco por el cual los grandes temblaban.

Y vaya si fue malo, que el primer tiro al arco se dio recién a los 35 minutos, cuando el camerunés Eyong quiso probar al golero nipón, y el segundo, un minuto después, cuando Honda definió un centro al segundo palo para colocar cifras definitivas. ¿Futbol? Poco en el primer tiempo además de lo mencionado y una jugada de Eto’o en la cual abrió para Moting, pero la Jabulani salió muy cerca del segundo palo

Para el complemento Camerún decidió salir a empatar el partido, para bien de todos los espectadores, pero la revolución futbolística le duró apenas unos minutos y empezó a revolear centros al área de una defensa muy bien parada que le sacó chichones a la pelota de tanto rechazar. No se le caía una idea a nadie, salvo sobre el final, cuando Camerún acarició el empate luego que Mbia sacara un zapatazo de media distancia que se clavó en el palo.

Fea la va a tener Camerún para poder desembarcar en la siguiente ronda luego de haber perdido con el más accesible del grupo, mientras que los japoneses, disfrutan del triunfo y se esperanzan con una posible sorpresa.

Calificación de Siga Siga: Sáquenme los ojos con una cuchara

Jugador FIFA del partido: Keisuke Honda (1 gol)

ITALIA 1-1 PARAGUAY

Los que esperábamos con ansias este partido, sabíamos que en el manual de instrucciones venía la advertencia “Amantes del futbol bien jugado, abstenerse”. Pero éramos conscientes de lo que Italia y Paraguay le podían entregar al fútbol mundial. Y cuando vimos que llovía, todos nos frotamos las manos. Sabíamos que iba a ser un partido de garra y corazón, donde todos van al piso y todos le dan de punta para arriba. Donde los que desplegamos un futbol limitado, digno del hacha y tiza, encontraríamos una Biblia en la cual apoyarnos. Y nos fuimos panzones después de este empate, aunque sabíamos que no habría diferencias entre ambos. Y ojo, no estoy criticando ni al campeón del Mundo, mas antifutbol de la historia, ni a la tatamartinizada Paraguay, que si bien demostró ser `potencia en Sudamérica, todavía tiene el legado de Roberto Cabañas, Celso Ayala y José Luis Chilavert en las venas.

Y el duelo de estilos, dio como resultado un partido rústico, digno más de una Copa Libertadores de los años ’80, que de un Mundial. Arrancó con Italia, mejor parada en el terreno, yendo a buscar cada vez que podía, y con Paraguay aguantando las embestidas de campeones. Hasta que los guaraníes se dieron cuenta que Italia no es ningún cuco, y le jugaron de igual a igual, sobre todo en mitad de cancha. Así, lejos de los arcos, con bastante fricción, los paraguayos se fueron acercando a los guantes de Buffón. Hasta que a los 40 minutos, Paraguay sacó réditos de una pelota para bien jugada y Alcaraz cabeceó perfecto ante la atenta mirada del golero italiano, que nada pudo hacer.

Italia sintió el golpe, y con la entrada de Di Natale y Camoranesi, salió a buscar un partido que le venía siendo esquivo, pero por el camino equivocado: se cansaron de tirar centros al área donde los cuatro centrales paraguayos, acostumbrados a cabecear todo lo que le tiran, se mostraban cada vez más firmes y más duros con el pasar de los minutos. Pero, siempre hay alguien que mete la pata: luego de un córner y una salida a cazar mariposas de Villar (¿qué les pasa a los arqueros en este Mundial?), De Rossi, facturo el empate definitivo.
A partir de allí, se vio lo mejor del encuentro, una Italia que buscaba y buscaba y un Paraguay que se defendía y se defendía, con un Justo Villar que rápidamente hizo olvidar su error salvando la valla en dos oportunidades. Y así se acabó el tiempo, con un resultado más que justo para el desarrollo del juego.

Calificación de Siga Siga: Empate clavado

Jugador FIFA del partido: Antolín Alcaraz (1 gol)

¿Y cómo queda el Grupo E?

Holanda 3 Pts.
Japón 3 Pts.
Camerún 0 Pts.
Dinamarca 0 Pts.

¿Y el F?

Italia 1 Pto.
Paraguay 1 Pto.

Nueva Zelanda y Eslovaquia jugarán mañana

¿Y mañana que pasa?

Mañana en el primer turno (8.30) cerraran la primer fecha del Grupo F Nueva Zelanda y Eslovaquia, en lo que seguramente será el inmirable de la fecha.
Luego, por suerte tenemos un partido que pinta interesante: debutan Portugal y Costa de Marfil, a partir de las 11 de la mañana
Y para finalizar la jornada, el pentacampeón Brasil, hace su debut ante la débil Corea del Norte a partir de las 15.30

Las imágenes pertenecen a Cancha Llena
Los horarios están expresados de acuerdo a la hora argentina (GMT -3)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: