¡Así se le gana a Corea, brasilero!

Argentina goleó y casi aseguró su pase a Octavos. Fue 4 a 1 y podrían haber sido más. Se destapó Iguini Higuaín con tres goles y hubo un gran juego de equipo, principalmente en ataque. La defensa sigue siendo el mayor interrogante de esta selección, que por momentos sufre atrás. Otro buen partido de Messi, aunque todavía le falta el gol para ser una de las figuras del Mundial.

El primero de Higuaín, segundo de Argentina

Argentina arrancó con todo en campo de Corea, que no se movió de su planteo en ningún momento del primer tiempo. Los asiáticos plantaron un 4-4-1-1, con las líneas muy juntas y con la falta como arma principal para frenar los ataques argentinos. Cada vez que Messi, Tévez o Di María intentaban arrancar eran detenidos con agarrones o patadas, más tácticas que violentas. Así y todo, cuando lograban zafar de la pegajosa marca coreana, los delanteros albicelestes llegaban con peligro.

El cambio de Maxi Rodríguez por Verón en el once inicial le dio al equipo más equilibrio y un poco más de aire a Jonás, que con Nigeria había sufrido con la marca por el sector derecho. Esto no solucionó por completo los problemas defensivos, pero sí achicó la brecha entre los volantes y los defensores. El primer tiempo fue un monólogo argentino. Corea esperaba agrupado atrás y salía de contra cuando podía, pero ni así llegaron a inquietar a Romero, otra vez muy seguro. A los 16 minutos llegó la apertura del marcador: falta a Di María sobre la izquierda, centro de Messi y gol en contra del dueño del super de Cabildo y Quesada. El 1 a 0 trajo tranquilidad al equipo argentino, que aun ganando, siguió yendo al frente y llevando peligro al arco contrario. La mala llegó a los 23 minutos, cuando Dios demostró que no es argentino o no sabe nada de fútbol, y en lugar de lesionar a Demichelis, lesionó al mejor defensor nacional, Walter Samuel. Nico Burdisso ocupó su lugar. El trámite del juego se seguía desarrollando en campo de los coreanos. Ji-Sung Park, la estrella asiática, ni siquiera gravitaba y estaba más preocupado por su trabajo defensivo que por intentar lastimar a la dubitativa defensa argentina.

A los 33 llegó el gol de la tranquilidad. Tévez la peleó sobre la izquierda y le cometieron falta. La jugaron Maxi y Messi, centro que peinó Burdisso en el primer palo e Iguini Higuaín que definió de cabeza a 2 metros del arco, habilitado. A partir de allí, Argentina se empezó a florear. Messi casi hace un golazo, picándola, pero la caprichosa (?) salió al lado del palo. Tévez seguía encendido y comandaba al team argento que buscaba el tercero. Cuando parecía que el primer tiempo terminaba 2 a 0, Demichelis decidió que un gol de Corea sería bueno para el espectáculo, por lo que hizo una de las suyas, dejó pasar a Lee-Chung Yong y el amarillo no perdonó. Gracias Micho. Encima el muy aplanchado le echó la culpa a las vuvuzelas… Bue.

Demichelis festeja el gol coreano (?)

El segundo tiempo arrancó más frío. El gol sobre el final envalentonó un poquito a los coreanos. Un poquito eh, nada más, tampoco crean que se convirtieron en un ejército de  Kwang Chan Keins dispuestos a todo. Solo se adelantaron unos metritos. Con eso solo, lograron sembrar algunas dudas en la defensa argentina, principalmente en el sector derecho. Jonás (amonestado, se pierde el partido con Grecia) correrá mucho y a Diego le gustará, pero la realidad es que esa posición no la siente. Y de Demichoto ya ni vale la pena agregar nada, le sigue dando la razón a Sigasiga con sus horrores. Mascherano metió como en los viejos tiempos y Maxi ayudaba por ese sector para que las falencias se notaran menos. Pero se notaron. La más clara, sin embargo llegó por el lado de Heinze, que cada vez que pasaba al ataque, dejaba un hueco. Yeom Ki Hun se lo perdió mano a mano contra Romero. En ataque, Tévez seguía siendo el que más pedía la pelota y el que dirigía el juego. Messi por momentos estaba como perdido, pero cuando encontraba el lugar, lastimaba. Di María y el Apache casi marcan pero sus intentos fueron frustrados por el arquero Jung Sung Ryong.

A los 30, Agüero a la cancha por Tévez en un cambio que vio muy bien Maradona. Calito estaba cansado y los coreanos dejaban espacios para la contra cuando iban a buscar el empate. Así fue que 2 minutos después de su ingreso, una contra entre Agüero y Messi terminó con el 10 definiendo mano a mano, el rebote del arquero le volvió a caer al crack del Barsa que casi sin ángulo le dio al palo para que luego Higuaín definiera con el arco vacío. El tercero y a otra cosa mariposa. El resto del partido fue una demostración de toque de los argentinos y los coreanitos corriendo atrás de la pelota sin poder hacer nada. A los 36, otra contra de Argentina y otro gol de Higuaín tras centro perfecto de Agüero, que demostró que merecía estar en Sudáfrica (adentro la tengo).

El festejo argentino

Buena producción argentina, principalmente en ataque. ¿Las malas? La lesión de Samuel, la no lesión ni muerte de Demichelis y las dudas en todo el sistema defensivo. Grecia venció a Nigeria y dejó el grupo abierto, aunque debería pasar una catástrofe para que los de Maradona no pasen de ronda.

Para vos brasilero, así se le gana a Corea.

Las fotos son de ole.com

Anuncios

3 comentarios

  1. “…la no lesión ni muerte de Demichelis…” jajajajajaja.

    Más de uno quiere que Argentina pierda, Majul o La Nación, por ejemplo.

    Saludos, teacher.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: