Sudáfrica Veinte-Diez: Día 24 – El día después

Hoy fue el amargo retorno a casa. Con un espectacular recibimiento la Selección llegó al predio de Ezeiza entre aliento y pedidos a Diego para que siga siendo el DT por 4 años más. Sin importar que el cadáver aún esta tibio, ya varios medios y periodistas se bajaron del barco mundialista y empezaron a tratar de marcar responsabilidades puntuales y hacer hincapié en la ausencia de ciertos jugadores.

La Seleccion fue recibida hoy por una multitud

La verdad, como viene demostrando este Mundial, es que los jugadores por si mismos no ganan los partidos: lo hacen los equipos. Sino acaso observen las performances de aquellos signados entre los mejores del Mundo. Salvo Xavi e Iniesta, todos están de vuelta en casa: Cristiano Ronaldo nunca pudo hacer jugar a un mediocre Portugal, Rooney nunca fue la salvación de Inglaterra, Kaká no pudo con la presión holandesa y Messi nunca se encontró a sí mismo en el partido de Cuartos. Ni hablar de Italia y Francia, que hicieron sendos papelones en esta Copa.

Si bien es temprano para hacer un análisis de continuidad sobre Maradona, lo cierto es que, emitiendo una opinión netamente personal, Maradona debe seguir como DT de la Selección, con un plazo final de trabajo en la Copa América del año que viene, que se disputará en nuestro país. Lo que sí debe cambiar es la dirigencia de la AFA, claramente el principal responsable de los fracasos de nuestra Selección a lo largo de los últimos 20 años. Sabemos que esto es imposible, debido a la ausencia de agallas de las Comisiones Directivas de todos los equipos del país, pero Julio Humberto Grondona es el principal responsable, junto a todos sus secuaces, de que Argentina no tenga un plan serio de trabajo en el último tiempo.

Julio H. Grondona, usted es el principal responsable de los fracasos de los últimos 20 años

Lo cierto es que el daño ya está hecho. Hablando estrictamente del aspecto futbolístico, se cometieron errores en momentos que no se debían cometer, y nos tuvimos que volver antes de lo que esperábamos, con una paliza como última imagen. Duele ver a la Selección en esta situación, de no llegar a una instancia mundialista definitoria en 20 años. Duele ver como es más fácil responsabilizar a un solo jugador, y no a un grupo de dirigentes de este fracaso futbolístico. Duele ver como los periodistas deportivos argentinos, en su mayoría, dudan de Argentina como potencia del fútbol Mundial. Los mismos que destruían a Maradona y a Messi durante las Eliminatorias y aseguraban que Argentina no pasaba Primera Ronda, son los mismos que se subieron en el carro del triunfalismo cuando le metimos 4 a Corea, y ya se estaban peinando para la foto junto a la Copa, y que ahora castigan sin asco a Diego y a los 23 jugadores que fueron a representar a nuestro fútbol en Sudáfrica. Ni todo se hizo tan mal, ni todo fue tan perfecto.

Es momento de seriedad, esa que le falta a la mayoría de los dirigentes y periodistas argentinos. Hay que analizar la situación con calma y frialdad y tomar una decisión, cuanto antes, mejor.

Mientras tanto, sólo nos queda mirar, con una lágrima en la mejilla, las Semifinales de Sudáfrica 2010.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: