Los 23 Pasajes a Sudáfrica

Diego ya no tiene dudas. Esperemos que no la tenga adentro...

Ya está. No hay vuelta atrás. Desde la AFA publicaron la lista de 23 jugadores que serán los representantes de la Selección en el Mundial de Sudáfrica. ¿Sorpresas? Algunas. ¿Certezas? Los 23 que Siga Siga analizará a continuación, uno por uno.

Arqueros

Sergio Romero: No había dudas entre los tres porteros que viajarán al Mundial. Muchas menos, que Romerito será el encargado, a priori, de custodiar los 3 palos.

Mariano Andújar: Titular en pocos partidos, será el número 12 de la delegación. Se cayó después del partido con Brasil.

Diego Pozo: Titular en gran parte de los partidos de la Selección Local, peleó primero con Campestrini y después con Gabbarini. Será el encargado de llevar la cámara de fotos en estas mini vacaciones que tendrá en África

Defensas

Martín Demichelis: El sucesor de Ayala para Diego. Esperemos que le vaya mejor que al Ratón. Será el central titular.

Walter Samuel: Tapado para algunos, acrecentó su figura luego del partido con Alemania. Titular en el Inter multicampeón, será el central zurdo de la zaga titular

Nicolás Otamendi: Uno de los mejores valores que sacó el fútbol argentino en el último tiempo. Va a jugar de 4, aunque su posición natural sea la de central. A nuestro entender esta verde aún, pero se puede destapar en Sudáfrica. Ojalá

Gabriel Heinze: Será el lateral izquierdo. De lo peorcito de esta Selección. Soñábamos que se lesionara, pero no ocurrió, así que tendremos que sufrir su cortes a destiempo y proyecciones inútiles durante el Mundial. Le hace bien al grupo según Diego.

Clemente Rodríguez: Era una de las dudas cada vez que se hablaba de él. Puede jugar de 3, de 4 y hasta de 8. Tiene cuatro pulmones y es una alternativa en un puesto donde los buenos escasean.

Nico Burdisso: Buen central que tuvo una buena temporada en la Roma. A nuestro entender, tendría que ser el 6 titular, pero de todas maneras es una buena decisión llevarlo. Puede jugar de 4 también

Ariel Garcé: La sorpresa de esta lista. Es central y lateral. Muchos dicen que fue una de las figuras del torneo. Yo no sé qué torneo vieron… Ojalá el 12 de Julio colguemos banderas que digan “Perdón Garcé”

Mediocampistas

Jonás Gutiérrez: Otro de los indiscutidos para Diego. Dejará el surco por el costado derecho del mediocampo. Tiene llegada pero le falta un poco en defensa. Otro con varios pulmones de más.

Javier Mascherano: A los pocos días de asumir, Maradona dijo que su selección eran “Masche +10”. El mediocampista central será el 5 titular y el capitán de esta selección. Adentro desde hace mucho

Juan S. Verón: Muchos no le perdonan aún lo del 2002. Igual, la Bruja se ganó su lugar siendo uno de los mejores jugadores del medio local, y el cerebro del equipo argentino. Habrá que ver cómo le pesan sus 35 años jugando partidos seguidos.

Ángel Di María: De gran temporada con el Benfica, Peleo bastante el puesto de mediocampista izquierdo. Le falta definición, pero será una de las claves de esta selección.

Mario Bolatti: El único suplente natural de Mascherano, a pesar de ser un jugador de características distintas al Jefecito. Fue fundamental en el triunfo con Uruguay que le dio la clasificación al equipo, y eso para diego pesa más que la discreta campaña en la Fiore

Maxi Rodríguez: Casi sin participación en el ciclo Maradona, la Fiera consiguió un pasaje al Mundial, más por su experiencia que por su campaña en el Liverpool. Siempre es una alternativa a Jonás y a Di María

Javier Pastore: Se puede hablar de sorpresa, ya que a nuestro entender, peleaba mano a mano con José Sosa (nosotros no inclinábamos por el de Estudiantes). La realidad es que Pastore mejoró mucho su juego desde que se fue de Huracán, al que le agregó un poco del sistema defensivo del Calcio. Puede ser interesante lo que haga

Delanteros

Lionel Messi: El mejor jugador del mundo actualmente. No hay nada que no haya ganado ya, y nadie imagina un Mundial sin la 10 argentina en su espalda. Tiene un mes para ponerse a punto en el sistema que plantea Diego.

Gonzalo Higuaín: Peleó palmo a palmo con Messi, el título de Pichichi de la temporada en España, y después de su tironeo con Francia, es el 9 titular de Maradona.

Diego Milito: De gran temporada en el Inter, se muestra como el suplente natural del Pipita. Se rumoreó que podía quedar afuera en lugar de Lavezzi, pero la temporada de que tuvo, peso mucho.

Martín Palermo: El máximo artillero xeneize, sueña con el final de su película en la selección. Intratable de cabeza, es la alternativa para cuando haya que jugarse a los centros

Carlos Tévez: El jugador de Olepueblo, levantó muchísimo su nivel en el Manchester City. Siempre va para adelante (a veces se pasa de rosca) y por eso le gusta a Diego y a tanta gente

Sergio Agüero: Ganador de la Europa League, todavía está en deuda con la selección. No es de nuestro gusto, teniendo a Tévez y Messi, pero siempre puede sacar un as de debajo de la manga

Los que no viajan: Fabricio Coloccini, Jesús Dátolo, Juan Insaurralde, José Sosa, Sebastián Blanco, Ezequiel Lavezzi y Juan Mercier

¿Que dijo la web?

Vale Chumbar: Acá están, estos son…

La Redó!: La Lista del Dié!

La Pelota No Dobla: Los 23 de Argentina para Sudáfrica 2010

Abran cancha: Los 23 que van a Sudáfrica

Tic Espor: Mundial Sudáfrica 2010: la lista de la selección argentina

Anuncios

El intratable

La Pulga endiablada: lleva 27 goles en 33 partidos

Decir que Messi es uno de los mejores delanteros del mundo, es caer en una reiteración importante por nuestra parte. Pero sin dudas, después de las demostraciones que dio, especialmente en estos dos últimos partidos, hace imposible no repetirlo una y otra vez. Primero fue el Sábado, cuando se despachó con un Hat-Trick contra el Valencia, y luego ayer, con un doblete contra el Stuttgart, para darle la clasificación al Barça a Cuartos de final de la Champions.

Estas actuaciones, no hacen otra cosa que aumentar la expectativa sobre la actuación que cumplirá la Pulga en Sudáfrica 2010. Lo cierto es que, también reiterado en innumerables oportunidades, Lío no ha logrado explotar con la albiceleste. Principalmente por las diferencias de nombres y dibujo táctico: el Barça es un equipo ofensivo, de buen pie, que está formado para aprovechar al máximo las características de Messi, mientras que en la Selección, el planteo es más amarrete, con menos lugar para los brillos y donde Lío debe correr muchos metros con la pelota sin compañía para llegar al área. A esta altura Messi ya ha demostrado que le calza perfecto el saco de ponerse l equipo al hombro y eso es lo que se l reclama cuando juega con Argentina.

Tanto el gran momento que vive en el Barcelona como sus flojos rendimientos con la albiceleste no son total responsabilidad del 10: basta solo con mirar los nombres que lo rodean en uno u otro equipo para darse cuenta de las virtudes y falencias de cada uno y como estas influyen en el juego de Lionel.

Desde ya que todo es corregible y mejorable. Durante ese mes que la Argentina estará instalada en Sudáfrica, previo al debut mundialista, será fundamental para lograr acoplar el juego de la Selección a las necesidades que tiene Messi a la hora de recibir l pelota: que aparezca un 4 y un delantero que le liberen la diagonal de marcas, poder tener un Verón u otro pie fino más cerca para poder tirar paredes en velocidad, etc.

El nivel superlativo de Lionel, muy superior al que mostró el año pasado a esta misma altura de los torneos, más la mejoría que mostró la Argentina en su última presentación frente a Alemania, hace pensar que las cosas no están tan negras como se mostraban luego de aquella noche de LTA y QLSC.

Lo único que hace falta es trabajo, porque la actitud y el nivel están.

Aprobado en marzo

La Selección de Maradona derrotó a la siempre difícil Alemania con gol de Higuaín. En un partido con pocas luces y de cara al Mundial, Argentina quedó bien parada y mostró una mejor cara que en los últimos partidos. Si bien resta mucho trabajo y pulir varias situaciones de juego, el balance es más que positivo.


Maradona y varios periodistas sidieguistas se apoyan en las coincidencias que hay entre este momento previo a Sudáfrica y la manera en que llegamos al 86. Desde los nombres propios (antes como protagonistas, hoy como parte del cuerpo técnico), pasando por el ex DT devenido en manager, la supuesta campaña de la prensa en contra del seleccionado y terminando por la ajustada clasificación. Maradona y los suyos se apuntalan en esto para hacerse fuertes y así repetir, según su lógica, el desenlace de México 86 (campeones, para algún trasnochado). Ya que les encantan este tipo de coincidencias, aporto que en la previa de Corea-Japón 2002 también le ganamos a Alemania de visitante 1 a 0 y después nos volvimos en primera ronda. Sí, soy un mala onda (?).

El Allianz Arena de Munich fue el escenario de un partido que ya es un clásico a nivel mundial. Algo devaluado quizás, por el presente de ambas selecciones, pero clásico al fin. Maradona se inclinó por cuatro centrales para darle altura a una defensa que no fue muy exigida. Cumplió Otamendi por derecha, correcto Demichelis el tiempo que estuvo al igual que Heinze y un buen partido de Samuel, quien parece haberse adueñado del puesto de segundo marcador central. Romero volvió a demostrar que está pasando por un buen momento y no hay otro arquero que le haga sombra de cara a Sudáfrica. Los volantes ya casi salen de memoria: Jonás, Mascherano, Verón y Di María. Se los vio sólidos y, principalmente en el primer tiempo, muy activos a la hora de presionar y salir en tándem para atacar cuando se recuperaba. Como los laterales no subían (los nuestros), Gutiérrez y Di María tenían que hacer un gran desgaste. Verón se quiso hacer eje pero perdió muchas pelotas y no jugó un buen partido a pesar de lo que Nelson y Rodríguez dijeron por la tele. Sí vale destacar el despliegue de la Bruja en el primer tiempo y el buen pase a Di María que el del Benfica definió al travesaño. Arriba, como siempre, Messi, otra vez intrascente y a quien Maradona ubicó por la derecha como en el Barsa y para evitar la subida de Lahm, e Higuaín.

Higuaín hace goles en el Madrid y también en la Selección...

Alemania fue la nada misma. Muy similar a la del Mundial pasado, un equipo hecho a la medida de Falcioni, pero sin ningún distinto. Orden antes que nada, ver si se puede salir rápido de contra y apuesta a las pelotas paradas. Ballack, uno de los jugadores más sobredimensionados del planeta, ni pincha ni corta, y pega que da calambre. Hablando de pegar, desastrosa la actuación del juez inglés Atkinson. Flojísima. Obvió tres jugadas de amarilla muy claras para los alemanes y no tuvo la misma paciencia con los centrales argentinos, que sí estuvieron bien amonestados. Otro error grosero fue la posición de las barreras en los escasos tiros libres cercanos al área. Un poco más y se paraban al lado del pateador.

El primer tiempo se iba con una buena labor del equipo argentino pero sin deslumbrar. La única jugada de gol fue la mencionada de Di María en la que el larguero (?) le negó el gol. Hasta que a los 44 minutos un rechazo de Samuel encontró a Di María quien llegó a puntearla para que Higuaín arranque de mitad de cancha para enfrentar al arquero Adler, que salió apurado y quedó pagando, como la defensa teutona que increíblemente marcaba en línea y casi tirando el achique con dos centrales más lentos que el Pampa Sosa. El Pipita solo tuvo que eludir al arquero y definir con el arco totalmente libre (casi se le va) para marcar el único tanto del juego.

Otro mal partido de Messi y van...

Apenas comenzada la segunda etapa, y cuando todavía duraba la alegría por el gol de Higuaín, vino otra satisfacción para Argentina: la lesión de Heinze. El Gringo, que había tenido un partido aceptable y no le alcanzó con 45 minutos para hacer alguna de sus habituales macanas, tuvo que salir y dejarle su lugar a Clemente Rodríguez. Y cuando parecía que la sonrisa por la lesión de Horse se empezaba a borrar de nuestros rostros, Ballack le partió la cara a Planchita Demichelis con un rodillazo sin intención (hundimiento de malar, será operado pero no corre riesgo su participación en el Mundial). Afuera el padre de la hija de Evangelina Anderson, adentro Burdisso y regocijo para todos los argentinos. Nico formó una gran dupla con Samuel, y Clemente le dio mucha salida por izquierda y algo de aire a Verón y Di María que no daban más. Más allá de estas situaciones, el segundo tiempo fue bastante aburrido, Alemania tomó un poco más la iniciativa, Ballack se paró unos metros más adelante (pocos eh, no muchos) pero ni así inquietaron a Romerito. Tuvo que entrar un brasilero (Cacau) para que los fríos germanos tuvieran algo de actividad ofensiva.

Al fin y al cabo, fue una buena presentación del team de Diego. Otra vez Messi fue tibio y desganado y sigue sin aparecer con la celeste y blanca. Habrá que buscarle un reemplazante a Verón porque el segundo tiempo se quedó sin aire, y es un interrogante si podrá aguantar el ritmo del mundial, con partidos intensos cada 3 o 4 días. De todas formas, algo con qué esperanzarse hay. Por lo menos más que antes.