Lanús ahogó a River

El granate pasó a la segunda fase de la Sudamericana y dejó en el camino a un apático River que se hunde cada vez más. Gorosito tuvo un partido aparte con los hinchas de Lanús que le dedicaron cantos y hasta carteles. Fue 1 a 0 con gol de Salcedo, otro ex…

Salcedo grita su gol con todo Lanús

Salcedo grita su gol con todo Lanús

Muchísima lluvia en el Estadio Ciudad de Lanús. Por momentos pareció un partido de waterpolo, por la cantidad de agua que se juntó en la cancha. Tanta agua no tapó las falencias de este River que sigue en caída libre y no puede levantar. Gorosito prefiere echar culpas a los árbitros que hacerse cargo de este pésimo momento futbolístico. Si bien es verdad que Beligoy se comió al menos un penal claro a Ortega (en River reclaman dos) también es verdad que Barrado, Fabbiani y Buonanotte debieron irse expulsados y que Cabral le cometió un penal a Salcedo casi tan claro como el que le hizo Caranta a Ortega. Con el partido terminado, Archubi (cuando no), pateó la puerta del vestuario de árbitros…
 

El agua hizo que por momentos se jugara fuerte

El agua hizo que por momentos se jugara fuerte

Lanús aprovechó bien la ventaja conseguida en el Monumental (2-1 para el Grana) y se dedicó a presionar a River en la salida y tratar de golpear de contra. Blanco por izquierda y el paraguayo Ledesma por derecha trababan la subida de los laterales millonarios y Grana y Velázquez salían disparados cada vez que se recuperaba la pelota. Los de Zubeldía tuvieron un par de chances pero Navarro se la sacó a Blanco y Salvio no pudo en la otra. River intentaba con la conducción de Ortega, el más claro del visitante, pero no tenía profundidad. Fabbiani otra vez se dedicó más a pelear que a jugar. Los de Pipo solo acercaron peligro en la jugada del penal de Caranta a Ortega que el juez obvió. Llegó el entretiempo con un Lanús mucho más firme y seguro de lo que hacía.
 

Pipo sufrió las cargadas de los granates

Pipo sufrió las cargadas de los granates

El segundo tiempo empezó igual y a los 9 el Granate se puso en ventaja por un gol de Salcedo, que la paró en el área y de media vuelta venció la débil resistencia de Navarro, que debutaba en el arco riverplatense. Otro ex que le moja y van… A partir de la ventaja, Lanús edificó un triunfo muy cuidado, jugando siempre por abajo y no rifando la pelota. Daba la impresión de que River no iba a poder hacer un gol ni aunque jugaran toda la noche. Ni se acercaba al área de Caranta. Sobre el final, la gente local se la agarró con Gorosito, a quien le dedicaron canciones y varios carteles en su contra. Ya antes del comienzo de la segunda etapa, el DT había hecho el gesto clásico de frotarse el pecho, como diciéndoles a los de Lanús “pechofríos”. Hay que recordar la famosa frase de Pipo en la que sostuvo que en el Sur había 70% hinchas de Banfield y 30 de Lanús…

Algunos hasta hicieron futurología...

Algunos hasta hicieron futurología...

El resto del partido estuvo de más. Galmarini fue mal expulsado por Beligoy, Barrado salió lesionado con un desgarro y Ortega cayó una vez más en el área contraria, aunque esta vez no fue tan clara como la anterior. Para algunos fue penal, para otros el defensor le traba la pelota, y sabemos la tendencia del Burrito de caer ante cualquier contacto… Lanús pasó de fase y ahora se le viene la Liga de Quito. Y River… River tratará de no igualar la peor racha de partidos sin victorias de visitante, el domingo cuando vaya a Sarandí para enfrentar a Arsenal. Dos realidades distintas…

Anuncios

Que el último apague la luz

¿Será Colchonero el Toto ahora?

¿Será Colchonero el Toto ahora?

Y cierre la puerta, porque se están yendo todos. Años atrás, por lo menos, podíamos disfrutar de los buenos jugadores durante el campeonato entero. Ahora ni eso: jugada una fecha, ya son varios los nombres que no estarán presentes para la segunda del Apertura. A la importante oferta que le llegó a Lanús por Salvio, hay que sumarle la partida de Fortín al Espanyol, la salida de Bergessio a Francia y la turbulenta ida de Defederico de Huracán. Además, Abelairas, Ferrari y Buonanotte, ya estarían en la mira de varios clubes para irse próximamente

Los clubes son pobres, y por eso necesitan vender todo el tiempo. Los motivos de esta pobreza, son de público conocimiento: el mal manejo dirigencial. Entonces, para tapara los baches, es necesario vender. En cualquier momento. Por eso, jugadores, como los casos de Salvio y Fortín, juegan 20 partidos en primera, y antes de adaptarse como titulares en sus equipos, se van. Y el único que pierde es el fútbol argentino, que cada vez baja más su nivel, porque aquellos jóvenes que marcan la diferencia, la están marcando en otro país.

¿Pero cuanto va a tardar en darse vuelta en contra de los clubes? Argentina es un país exportador de jugadores, por lo que siempre hay alguien a mano para vender. Pero el nivel es cada vez más bajo, y las crisis hacen que se pague cada vez menos por las “joyas” argentinas. Entonces vendemos lo que sea, a quien sea. Por el exilio, muchos pibes de inferiores tienen que subir categorías, quemar etapas y llegar mal formados a Primera. Hacen un campeonato bueno (ya que con el mediocre fútbol que se está jugando, cualquiera se destaca) y lo venden al mejor postor. ¿Cuánto hace que uno de los grandes de Europa no se lleva, directamente de fábrica, un jugador argentino? Si la memoria no me falla (y si así lo hace, confío en ustedes, queridos lectores), fueron Gago e Higuaín en 2006 por el Real Madrid, claro ejemplo del presente futbolístico argentino.

Ahora, Lavandina va a besar el escudo del Saint-Ettienne

Ahora, Lavandina va a besar el escudo del Saint-Ettienne

Lamentablemente esta situación no tiene solución, salvo esos acuerdos tácitos que hacían en Lanús, donde los jugadores se comprometían a estar, por lo menos, dos años jugando en primera, antes de partir, y cuyos frutos, todavía están recogiendo en el sur del Gran Buenos Aires. Pero el resto de los equipos están quebrados, y necesitan sacarse las figuras de encima, para que entre dinero, y para bajar los sueldos, y por lo visto lo hacen (y lo seguirán haciendo), cuando más les convenga.

Por eso, que el último apague la luz…

Lanús se lo llevó en la última

Lanús festeja. River sufre

Lanús festeja. River sufre

Lo tuvo ahí River, casi lo acarició, pero el triunfo una vez más le fue esquivo, y esta vez le toco caer a manos del interesante Lanús, que si bien no jugó uno de esos partidos que nos tiene acostumbrados, se lo llevó en los últimos 10’ minutos.

En el primer tiempo la mano venía pareja, los dos pinchaban, pero ninguno se animaba a más. Por parte de los Millonarios, Ortega mostraba sus cualidades intactas, pero todavía algo falto de fútbol, mientras que Fabbiani no hacía pie como único punta del equipo de Núñez: necesitaba bajar a buscar la pelota y eso complicaba todo el planteo. Por parte de Lanús, fue de menor a mayor durante la primera parte, acomodándose a lo que pedía el partido, pero todavía sintiendo la falta de Sand. Los arqueros, Vega y Caranta, se tuvieron que revolcar varias veces para que la primera etapa terminara en cero.

Ya en el segundo tiempo, River fue a por todo: Gorosito metió a Gallardo por un intrascendente Archubi y se vio lo mejor del Millo, cuando pudo juntar a Gallardo, Ortega, Buonanotte y Fabbiani. Y mientras Lanús trataba de acomodarse en el campo, llegó la ventaja parcial con un golazo del Ogro, que, desde afuera del área, puso un pelotazo contra el palo de Caranta, que nada pudo hacer. Y cuando parecía que la mano venía dura para el Granate, River se empezó a caer: desde lo físico, Ortega ya no podía y Gallardo estaba muy falto de fútbol. Desde lo futbolístico, la falta de un 9 (a Fabbiani le cuesta jugar ahí) que cierre las jugadas y la floja defensa con la que sigue contando River, le dieron las chances servidas en bandeja a Lanús. Así, 10 minutos después del gol, el Toto Salvio se la jugó de contra y le pego cruzado, contra el palo de Vega que se estiró en vano. Empate y los fantasmas aparecían por el Monumental.
Fantasmas que se hicieron realidad, casi en la última bola de la noche, cuando otro contraataque, esta vez comandado por Biglieri, dejó otra vez a Salvio de frente al arco. 2-1 y final.

No fue un gran partido de ninguno de los dos: si bien River perdió un partido importante de local, mostró algunos chispazos de Ortega y Gallardo, quienes aún se tienen que poner a punto, ya que lo mejor salió de sus pies. Por parte de Lanús, llegará con tranquilidad a la revancha del 17 de septiembre, pero deberá adaptar rápidamente al paraguayo Salcedo, para que la ausencia de Sand no se note tanto

Un privilegio para pocos

Boca sigue avanzando sin mayores problemas

Boca sigue avanzando sin mayores problemas

Ayer finalizo una nueva semana de la Copa Libertadores, la cual dejó un panorama bastante oscuro para alguno de los representantes argentinos y hace preguntarnos cual es el verdadero nivel de los equipos de nuestro país, que tanto les cuesta ganar de visitante.

El ejemplo, que a la vez funciona como dato curioso, se da con Boca y Lanús: los xeneizes muy lejos están de su techo futbolístico y sus presentaciones, muchas veces, no superan el mediocre como calificación. Sin embargo, en la Copa tiene puntaje ideal y nadie duda de sus aspiraciones en esta competición. Será su experiencia, será la famosa “mística copera”. Sea lo que sea, Boca fue, es y será candidato a ganarla siempre y se lleva los tres puntos en muchos de sus partidos con la chapa de quien supo ser el mejor en ediciones pasadas, a pesar que hoy en día está lejos de ese nivel

En el otro extremo, tenemos a Lanús, lider del torneo local, y sin dudas uno de los equipos que mejor juega al fútbol en nuestro país. Sin embargo, en la Libertadores, el granate no hace pie: la derrota contra el Everton el martes, lo dejó ya casi sin chances de pasar a la siguiente ronda y con la convicción de dedicar lo que queda del semestre al torneo local. La frase que suena en los vestuarios del Sur es la de “para avanzar en esta Copa hay que jugarla todos los años”, tal vez una de las verdades más grandes que puedan decirse de este torneo.

Estudiantes viene con muchos altibajos a todo nivel y la Libertadores no es la excepción. De todas maneras, el Pincha es de esos equipos los cuales el inconciente colectivo los asocia con la “mística copera” (como Boca, aunque un escaloncito más abajo), a pesar que hace años que no gana este torneo. Sin dudas, el cambio de aire desde la dirección tecnica (ayer debutó Alejandro Sabella), sumado al gran triunfo de anoche, que los deja a un paso de la clasificación, va a ser un envión anímico de un equipo que siempre termina mereciendo más de lo que se lleva.

La necesidad de San Lorenzo para ganar un torneo internacional, termina jugando en contra del equipo de Boedo, que cuando tiene todo para ganar y hacer historia, se queda en la puerta, como ocurriera el año pasado a manos de la Liga de Quito (quien finalmente sería el campeón). En esta edición ’09 de la Libertadores, los Cuervos tienen un futuro muy oscuro: juegan mal, pierden partidos imperdibles y estan al borde de la eliminación y con la cabeza de su DT, Miguel Ángel Russo, apoyadita en la guillotina: si San Lorenzo queda afuera, el ex Lanús, Central, Velez y Boca entre otros, deberá buscarse un nuevo trabajo. Más presiones, para un clima bien pesado, como el que se vive en Boedo.

El Millo por momentos pierde el rumbo

El Millo por momentos pierde el rumbo


Finalmente nos queda River, que está intentando superar el desastroso último semestre y necesita desesperadamente un triunfo a nivel internacional. El millonario es una loteria, nunca se sabe que va a pasar: a veces juega muy bien y otras, como anoche y como nos tiene acostumbrados últimamente, juega horrible y se come una goleada. O tal vez pierde con un ignoto equipo peruano (por 2º vez en dos años). O a lo mejor gana, gusta y golea. No se sabe nunca que va a pasar. Eso si, si River clasifica a la siguiente ronda, cosa que veo mas que probable, sus partidos de visitante suelen terminar en escandalosas peleas con jugadores, tecnicos e incluso la policía, para delicia de los matutinos carroñeros de nuestro país. De todas maneras, al Millo le cuesta mucho salir del Monumental y volver con una victoria merecida. Desde hace muchos años en esta Copa.

Ahora se viene un pequeño stand by por la doble fecha de eliminatorias que se jugará entre el 28 y el 31, tiempo más que suficiente para que los equipos argentinos repasen sus actuaciones hasta el momento y traten de virar hacia un rumbo un poco más prometedor.

Un final a pura emoción

escudosSe viene la última fecha del Apertura y las conjeturas sobre quién se consagrará campeón están a la orden del día. Boca levantó después del triunfo en el clásico con River y es el equipo con másexperiencia en este tipo de definiciones, aunque el recuerdo más reciente (Apertura 06) no es el más grato. San Lorenzo cuenta con el mejor plantel y en las últimas fechas volvió a mostrar el nivel del principio del torneo, cuando parecía imbatible. La cenicienta del campeonato es Tigre, un equipo ordenado, sobrio, que cuenta con un Morel en un nivel superlativo y varios buenos jugadores como Islas, Arruabarrena, Castaño y Román Martínez. Lanús es el que mejor está jugando, pero sus chances son menores ya que tiene 2 puntos menos y tres equipos por delante.

Boca deberá hacer pesar su localía frente a un Colón que se agranda como visitante. El Xeneize, que no tuvo un gran torneo en la Bombonera (perdió 3 partidos) necesitará basarse en el apoyo de su gente y ganar. El Cuervo tiene un partido complicado en cancha de Argentinos Juniors, un estadio difícil para cualquiera. Por su parte, el Matador recibirá a Banfield en Victoria, un equipo irregular pero que puede sorprender a cualquiera. Lanús será local ante San Martín de Tucumán, un partido que a priori no debería presentarle mayores complicaciones.

Otro equipo que se juega mucho este fin de semana es Estudiantes de La Plata. El Pincha necesita que Tigre no se consagre campeón para poder clasificarse al repechaje de la Copa Libertadores.

Imaginar si este domingo va a haber un campeón, o si habrá una final o un triangular o hasta un cuadrangular, es cosa de adivinos. Lo que nadie podrá negar es que este torneo tiene una emotividad increíble y que, en contra de lo que piensan varios periodistas, nunca podría haberse dado en un campeonato largo, menos que menos cuando 2 de los 4 protagonistas son equipos chicos.

La verdad se sabrá el domingo a partir de las 17:20, hora de Buenos Aires.