La muralla que divide

Y el Inter lo logró. Logró derrotar a ese gigante al que nadie se le animaba. Le dio una lección de futbol y concentración, tanto en Italia como en Barcelona, donde, con un jugador menos todo el partido, tuvo que aguantar para que no le hicieran un gol. Y aguantó. Anulo totalmente a Messi, quien nunca encontró la pelota y siempre se mostró molesto y fastidioso por la gran presión que le aplicaron. Rompió ese circuito central que maneja muy bien el Barça, principalmente gracias al gran partido del Cucho Cambiasso.

Milito y Eto’o casi no cruzaron mitad de cancha, sobre todo luego de la (discutible) expulsión de Thiago Motta. El Barcelona fue para adelante, eso también es indiscutible. Pero nunca fue del todo claro, otra vez, gracias a la tremenda (y duradera!) presión del Inter. Recién a 5’ del final, Gerard Piqué les dio un poco de ilusión a los Culé con su gol, pero el Barça ya se encontraba golpeado por la imposibilidad de entrar.

“Les dije a mis jugadores que le cedieran el balón al Barcelona”, diría después José Mourinho, técnico del Inter. Gran preparador de partidos, sabía que no necesitaba atacar para derrotar a los españoles. Había que ponerse firme y concentrarse, nada más. Y así el Barça chocó con la muralla italiana.

¿Mezquindad? ¿Futbol amarrete? ¿Catenaccio? Puede ser, estuvo al límite entre lo amarrete y el planteo perfecto. Pero Mourinho, viejo zorro, es un experto en jugar con los límites y logró que todas las miradas apuntaran a su equipo, sin la necesidad de patear al arco.

Esperando el milagro

Hace un año, lo lograba en Stamford Bridge, cuando luego de un par de minutos de tiempo recuperado (?), Andrés Iniesta colgó un sablazo del área. Barcelona empataba y, gracias a los goles de visitante, lograba su pasaje a la final, que luego ganaría por 2-0 frente al Manchester United.

Hoy, la situación tiene otros ribetes más complicados que pueden transformar esta historia desde un resultado previsible hasta una remontada épica. donde solo faltará la lluvia, Palermo y Maradona chapoteando. Ahora el Barcelona necesita si o si hacer dos goles, y que el Inter no marque, como mínimo. Necesita golpear desde el primer minuto, y salir a buscar el partido, muy diferente a lo que ocurrió aquel día en Inglaterra

Remeras con inscripciones (“Vamos a dejar la piel” en catalán se podía leer luego del triunfo ante el Xeréz), declaraciones calientes, todo lo necesario para hacer levantar la temperatura de un Camp Nou que estará en estado de ebullición. Todos con la cabeza puesta en enfrentar al Bayern Munich en Madrid.

Estamos a horas de un milagro posible, de esos que aunque se saben difíciles, tienen chances de suceder. El Barcelona nos acostumbró a sorprendernos con su futbol día a día. El Inter, por su parte, salio a jugar el partido que importaba: cuando todos tildaban de defensivo a Mou, le ganó el duelo al más ofensivo de todos, merecidamente, y ahora busca su milagro también, ese que parecía imposible a priori de esta serie.

Estamos a horas de un milagro, veremos cual se cumple…

Bailando al Zaragoza

¿Quien dijo que Messi estaba Intratable?

ESTÁ intratable

El intratable

La Pulga endiablada: lleva 27 goles en 33 partidos

Decir que Messi es uno de los mejores delanteros del mundo, es caer en una reiteración importante por nuestra parte. Pero sin dudas, después de las demostraciones que dio, especialmente en estos dos últimos partidos, hace imposible no repetirlo una y otra vez. Primero fue el Sábado, cuando se despachó con un Hat-Trick contra el Valencia, y luego ayer, con un doblete contra el Stuttgart, para darle la clasificación al Barça a Cuartos de final de la Champions.

Estas actuaciones, no hacen otra cosa que aumentar la expectativa sobre la actuación que cumplirá la Pulga en Sudáfrica 2010. Lo cierto es que, también reiterado en innumerables oportunidades, Lío no ha logrado explotar con la albiceleste. Principalmente por las diferencias de nombres y dibujo táctico: el Barça es un equipo ofensivo, de buen pie, que está formado para aprovechar al máximo las características de Messi, mientras que en la Selección, el planteo es más amarrete, con menos lugar para los brillos y donde Lío debe correr muchos metros con la pelota sin compañía para llegar al área. A esta altura Messi ya ha demostrado que le calza perfecto el saco de ponerse l equipo al hombro y eso es lo que se l reclama cuando juega con Argentina.

Tanto el gran momento que vive en el Barcelona como sus flojos rendimientos con la albiceleste no son total responsabilidad del 10: basta solo con mirar los nombres que lo rodean en uno u otro equipo para darse cuenta de las virtudes y falencias de cada uno y como estas influyen en el juego de Lionel.

Desde ya que todo es corregible y mejorable. Durante ese mes que la Argentina estará instalada en Sudáfrica, previo al debut mundialista, será fundamental para lograr acoplar el juego de la Selección a las necesidades que tiene Messi a la hora de recibir l pelota: que aparezca un 4 y un delantero que le liberen la diagonal de marcas, poder tener un Verón u otro pie fino más cerca para poder tirar paredes en velocidad, etc.

El nivel superlativo de Lionel, muy superior al que mostró el año pasado a esta misma altura de los torneos, más la mejoría que mostró la Argentina en su última presentación frente a Alemania, hace pensar que las cosas no están tan negras como se mostraban luego de aquella noche de LTA y QLSC.

Lo único que hace falta es trabajo, porque la actitud y el nivel están.

Anuario: Lo Mejor y lo Peor del 2009 (Parte I)

Se nos va el 2009. Y como no podía ser de otra manera, es el momento para analizar lo mejor y peor que dejó, a nuestro entender, este año para el deporte argentino. Este recorrido estará dividido en partes, la primera, que leerán a continuación, será el resumen de lo mejor que dejó el 2009 para el deporte argentino. Esperemos que lo disfruten

Lo Mejor del 2009

Sin dudas, encabezan esta categoría Lionel Messi y Juan Martín Del Potro. La Pulga se transformó en el primer argentino en obtener el FIFA World Player y el Balón de Oro que entrega la revista France Football. Además fue la figura y pieza fundamental para las obtenciones de La Liga, La Copa del Rey, la Champions League, donde además fue el goleador del torneo y el Mundial de Clubes. A pesar de todos los galardones y sus actuaciones descollantes, aún está en deuda con la Selección, donde no pudo igualar el nivel que tiene en el Barcelona.

Para Juan Martín, por su parte, este ha sido un gran año: se consagró campeón del US Open, derrotando, nada más y nada menos, que al gran Roger Federer en la final, convirtiéndose en el primer latinoamericano en ganar en Flushing Meadows desde Guillermo Vilas en 1977. El 2009 quedara en la memoria de Del Potro, como el año en que le perdió el respeto a los grandes y le ganó a todos.

Y como no mencionar a Estudiantes de la Plata. El León ganó la Copa Libertadores, en una final para el infarto de visitante frente al Cruzeiro y volvió a festejar como no lo hacía desde 1970, cuando obtuvieron la última. El equipo, con Juan Sebastián Verón como estandarte, se fue a jugar el Mundial de Cubes a Emiratos Árabes, el cual tuvo en sus manos hasta el minuto 88. Después la historia es conocida, el Barcelona se lo dio vuelta en el alargue. Así y todo, el Pincha tiene un lugar más que merecido entre lo mejor del año.

Pocos apostaban por lo que pudiera hacer Ángel Cappa por Huracán, allá por principios de año. Y vaya si generó un revuelo importante con su equipo y el regreso del Tiki Tiki. Con u plantel joven dispuesto a aprender y a aplicar y un entrenador con ganas de enseñar, Huracán fue enamorando a mucha gente amante del buen fútbol a pesar de no haber conseguido ningún título. Y si no lo hizo fue porque en el camino se cruzó Vélez, de gran primer semestre y un fallo arbitral que oscureció tanto el título merecidamente logrado por el equipo de Liniers, como el gran despliegue futbolístico que había hecho el Globo. Después, las necesidades de dinero del equipo, el plantel desarmado y la poca preparación de cara a la segunda parte del año, hicieron que Cappa renuncie y que Huracán, nunca vuelva a ser lo que fue. Pero desde aquí queremos recordar con mucha alegría la aparición de este gran equipo.

Y hablando del fútbol local, no nos podemos olvidar de los dos campeones de este año, Vélez y Banfield. Los de Liniers pelearon palmo a palmo el título con el Huracán de Cappa, demostrando una gran solidez y solidaridad en todas sus líneas. Fu un gran trabajo el que realizó Gareca, potenciando los rendimientos de jugadores como Zapata, Cubero y el goleador Rodrigo López. Por su parte, el Taladro se consagró campeón por primera vez en sus 113 años de vida. Merecido lauro para el técnico Julio Falcioni, que también realizo una gran tarea en un equipo que mezclaba experiencia y juventud en partes iguales.

La política también formó parte del deporte este año. Bueno para algunos y malo para otros, fue el quiebre entre TyC y la AFA, que permitió que los partidos codificados y los goles, en exclusiva por Fútbol de Primera, pasaran a mejor vida, por lo menos por ahora. El Gobierno Nacional se hizo cargo de las transmisiones del fútbol local, invirtiendo 600 millones de pesos (que aún no fueron recuperados) y a partir de la primera fecha del Apertura ’09, el futbol fue libre y gratuito para todos los argentinos.

La otra intervención política tiene que ver con el Congreso, y es la sanción de la Ley de Creación del ENARD (Ente Nacional de Alto Rendimiento Deportivo), el cual recibirá lo recaudado por un impuesto del 1% sobre las facturas de las empresas de telefonía celular (Claro, Movistar y Personal) y con este dinero financiar a los deportistas olímpicos. Esta Ley fue impulsada por el nuevo Presidente del COA, Gerardo Werthein y a pesar de ser un fin loable, la eterna incertidumbre que genera la política argentina, nos obliga a decir: habrá que ver qué ocurre con esto…

Y no queríamos cerrar lo mejor del año, sin mencionar a dos importantes deportistas argentinos como lo son Luciana Aymar y Ángel Cabrera. Lucha y las Leonas se llevaron, nuevamente el Champions Trophy que se disputó en Sidney, Australia y Aymar se consagró por sexta vez, como la mejor jugadora del Mundo. Por su parte, Ángel cabrera, volvió a meterse entre los grandes del golf y se llevó el Máster de Augusta, recibiendo así, la tan ansiada Chaqueta Verde.

Desde ya que esto es simplemente un resumen de lo que, a nuestro entender, fue lo mejor del año 2009. Seguramente muchos no quedarán satisfechos, por eso los invitamos a que comenten y nos digan que le falto a esta lista.

Para la próxima entrega, lo peor del 2009.

Tan cerca…

Valdés no llega al cabezazo de Boselli

Tuvo el Mundial de Clubes en sus manos, pero a dos minutos del final, ese cabezazo bombeado de Pedro, amargó a toda La Plata. Después, ya sin las mismas energías, el Pincha lo aguantó hasta donde pudo, pero un centro de Daniel Alves encontró el pecho de Messi que le cambió el palo a Albil y ahogó todas las ilusiones de Estudiantes

El primer tiempo del Pincha fue perfecto. A tal punto, que el Barcelona, que se caracteriza por su posesión de pelota y toque rápido, tenía que recurrir al pelotazo para poder romper la defensa de un Estudiantes que proponía un partido trabado en mitad de cancha y aprovechaba las espaldas de los zagueros catalanes que estaban adelantados. Así, de movida, Enzo Pérez tuvo una clara que no pudo definir ante la salida de Víctor Valdés, demostrando que la presión Pincha iba a estar de mitad de cancha para arriba. El Barça tomó nota y respondió con una clarita de Xavi que no pudo aprovechar ante la salida de Albil, que fue una de las figuras del equipo platense.
Estudiantes se fue soltando, siempre manteniendo la presión en el mediocampo Culé y el Barcelona no encontraba una clara para meterse en el área: se armaba un partido de ida y vuelta, pero que se diluía en tres cuartos de cancha. El partido era más parejo de lo que muchos se hubieran imaginado. Y el Pincha se transformaba en una gran molestia para el Barcelona, que se lo notaba muy incomodo con el planteo del equipo de Sabella.
Ya a cinco del final de la primera etapa, Juan Manuel Díaz le puso tiza al botín y sacó un centro preciso que encontró la cabeza de Bosselli (adelantado por muy poco) y se calvó debajo de Valdés que solo atinó a hacer vista. 1-0 y un baldazo de agua fría para todos los barcelonistas que estaban en el estadio. Y tranquilidad para el equipo platense.

La pregunta para el segundo tiempo era: ¿Podría el Barcelona recuperar la posesión de la pelota, tal como es su costumbre? Y si era así ¿Podría Estudiantes aguantar la presión? La respuesta a la primera pregunta vendría antes del arranque del primer tiempo, cuando Pep Guardiola metió mano al banco y mando a la cancha a Pedro, un joven canterano muy habilidoso, para atacar con más hombres y salir a buscar el empate.
Y así fue el planteo de los catalanes: salieron con todo a atacar manteniendo su estilo. Recuperaron la

Pedro festeja el empate

pelota, ya que ejercieron una gran presión por sobre Estudiantes, que recurrió a cuidar su arco y tratar de meter alguna contra, pero el cansancio se empezó a hacer sentir cada vez más en el Pincha y el Barça no aflojaba con la presión: Guardiola mando a la cancha a Jeffren, un mediocampista similar a Pedro y le pidió a todo el equipo que se volcara a la ofensiva: los laterales ya casi eran extremos y Piqué, el segundo central, jugó 30 minutos de doble 9 junto con Ibrahimovic, quedado solo Puyol y Touré como defensores.
La presión fue mucha, pero así y todo no lograban vulnerar a Albi. Mientras tanto, Estudiantes robaba y ponía de punta para arriba a buscar a un Bosselli exhausto de luchar con el fondo Culé.
Y así, a dos minutos del final, cuando el Barça parecía no quebrar nunca el cero y con Estudiantes acariciando el Mundial de Clubes, apareció Pedro de cabeza para colocarla por arriba de Albil y obligar la Prorroga.

El tiempo suplementario fue una extensión del segundo tiempo: Barcelona trató de ir a buscar el triunfo, mientras Estudiantes se defendía, no solo del equipo Culé, sino también del propio cansancio por todo el esfuerzo realizado durante el partido. Encima, para peor, apareció Messi, que no había jugado bien durante los 90’ reglamentarios, sumado a Pedro, que mantenía el nivel y Jeffren, que se hacía dueño de la pelota.
Pero al inicio del segundo suplementario, apareció la daga en el corazón de todos los pinchas: Daniel Alves sacó un centro, el cual conecto Messi de pecho para dejar a Albil a contra pierna y provocar el delirio de todos los catalanes. El gol fue un mazazo para Estudiantes, que trató de salir a puro amor propio, pero el cansancio casi no lo dejaba mover.
Para el final, quedó un tiro libre de Verón, en el cual todo el Pincha, incluido Albil, se metió al área. La rosca de la Bruja fue perfecta y Desábato se encargó de peinarla. Pero el destino no estaba del lado de Estudiantes y la pelota, la última de la noche, paso rozando el segundo palo.

Messi le da de pecho para poner el segundo

Barcelona se lleva así el único título que le faltaba y completa un gran sexteto de trofeos entre la temporada 08 y 09, con Lionel Messi como gran protagonista: Liga española, Supercopa Europea, Supercopa de España, Copa del Rey, Champions y Mundial de Cubes. Además la Pulga se alzó con el balón de Oro del torneo, mientras que la Bruja Verón se llevó el de plata y Xavi el de Bronce.

Del otro lado, queda la gran entrega del Pincha, que tuvo a mal traer al mejor equipo del mundo hasta el final del partido. Fue un gran papel la que realizaron los dirigidos por Alejandro Sabella, que volverán a la Plata con la frente bien alta y el pecho inflado luego de la gran final que jugaron.

Links Relacionados:

Dame Pelota: La mística Pincha, de pie

Vale Chumbar: Barcelona amargó al “Pincha” y es el nuevo Campeón del Mundo

Esférico Balón: Pechito argentino

Las fotos pertenecen a Cancha Llena

Mareados de dar vueltas

Lio jugó bien en la final

Lio jugó bien en la final

Y como no podía ser de otra manera, el Barcelona se llevó la Supercopa Europea, luego de derrotar 1-0 al Shaktar Donetsk de Ucrania, en el 2º tiempo del alargue, luego de 90 minutos muy aburridos.

Si bien esta copa no era uno de los objetivos principales para los dirigidos por Pep Guardiola, siempre es bueno llevarse algo para las vitrinas, aunque el técnico catalán no debe estar muy contento con la producción de su equipo, que si bien fue muy superior al Shaktar, no mostró el brillo de presentaciones anteriores

Poco para decir del primer tiempo, mas que fue aburrido: el Barça hizo lo que mejor sabe hacer que es tener la pelota, pero no llegó a inquietar demasiado la valla del equipo ucraniano que se plantó de contra. El conjunto catalán claramente sintió la falta de Andrés Iniesta, mientras que el Shaktar le puso candado al fondo y no dejó pasar a nadie, más allá de algún tiro de afuera de Henry y otro de Messi, pero que no preocuparon en demasía al arquero ucraniano.

Ya en la segunda mitad, el Barcelona salió más ofensivo, pero ni Ibrahimoic ni Henry lograban hacerle mella a la férrea defensa. Ahí es cuando empezó a crecer la figura de Messi, que si bien no estuvo fino en los primeros 45, se soltó más para la segunda etapa, lo que le dió más peligro a la delantera catalana. A pesar de todo, la cara de fastidio de Pep Guardiola lo decía todo: el Barça no era profundo y el tiempo seguía corriendo.

Ya sin Tití, ni el sueco para el alargue, Messi apareció con todo y la defensa del Shaktar empezaba, de a poco, a hacer agua. Hasta que promediando el segundo suplementario, Pedro, un canterano que ingresó por Zlatan, abrió la cancha para Lío, que, de pie a pie, aguantó el balón y la marca y le devolvió una pelota precisa al jóven español, que toco suave conra el palo del arquero. 1-0 y otra vuelta para el Barcelona

Buen partido de la Pulga, a 9 días del partido por Eliminatorias con Brasil. Fue rotando de posiciones hasta que encontró la pelota: arrancó contra la derecha como siempre, luego se paso bien atrás de Ibrahimovic y terminó como el punta más ofensivo luego de las salidas del sueco y del francés Henry. Con este triunfo, el Barça se queda con el 5º título en lo que va del año (Liga, Champions, Copa del Rey, Superopa de España y el de hoy)

Ahora Pulga, a pensar en Brasil…