Costo…pero se ganó

Y finalmente Argentina pudo quebrar la resistencia Griega. Fue duro, los helénicos se cerraron bien atrás y no permitieron que la Selección abriera espacios. Le costó mucho jugar a Messi, doblemarcado constantemente por una selección griega que lo único que propuso es defenderse y salir de contra con el gigante Samaras. Y por momentos complicó: porque le costó a Demichelis afirmarse en la marca ante la mole europea, que no solo es grandote, sino que tiene un gran control de pelota. Pero al final, a la Argentina se le abrieron los caminos que parecían cerrados. ¿Y cómo iba a ser sino de una pelota parada, como a lo largo de estos tres partidos? A partir del gol, se relajó, empezó a circular la pelota y Diego aprovecho para meter mano en el banco. Y llegó el gol del Titán, que lo grito casi todo el país. Fue 2-0, merecimos más y casi nos quedamos con el empate.

Micho hizo el primero, pero otra vez falló en el fondo

Pero el partido arrancó al igual que los otros dos, con la Selección manejando la pelota a piaccere: Verón era el eje de la circulación, con Messi unos metritos más adelante y con Agüero y Milito como puntas bien marcados. Pero no podían: Messi siempre que intentaba meter la diagonal, encontraba al monstruo de Papadopoulos comiéndole los talones, por eso, la delantera argentina aparecía cortada en su parte más importante, que es la liberación de marcas que generan los piques de Lio. Entonces se tuvo que poner a buscar variantes. Y las encontró con los Rodríguez: Clemente, siempre picante por la banda izquierda se cansó de subir y bajar, abrirse y cerrarse para liberar espacios y aunque sea conseguir algunos centros. Y del otro lado, la fuerza de Maxi, que iba rotando, de acuerdo al lugar donde se encontraba Verón, y trataba por izquierda y derecha de asociarse con la Bruja y con la Pulga. Así, a falta de Lionel anudando defensores, Argentina encontró la vuelta de tuerca para conseguir llegadas sin la necesidad de abusar de la gambeta del 10.
Avisó el Kun Agüero, cuando encontró un hueco para meterse en la férrea defensa griega, pero el arquero Tzorvas le saco el grito al córner. A pesar del gran tamaño de los europeos, extrañamente eran flojos en el juego aéreo y casi todas las pelotas paradas terminaban a favor de Argentina. Así fue como, luego de un despeje corto, el balón cayó a los pies de Verón, y el volante sacó u derechazo que, nuevamente, el arquero griego mando al córner. Había olor a gol. Argentina lo merecía pero no le encontraba la vuelta por ningún lado. Sobre el final de la primera mitad, El Kun y Maxi lo volvieron a tener, pero Tzorvas, gran figura de la primera mitad.

En el segundo tiempo, Grecia saldría un poco más de la cueva, ya que necesitaba ganar si o si, para poder aspirar a un pasaje a octavos. Y desde el arranque nomás, Demichelis se durmió dos veces, demostrando que, a pesar de lo que se diga de Jonás, es él el eslabón más débil de la cadena defensiva. Y si luego de la Demicheleada de la jornada, la valla de Romero quedó en cero, fue porque el picante Samaras no estaba fino para aguantar la marca y definir, todo al mismo precio. Pero más allá del sacudón, Argentina siguió dominando las acciones del partido, pero el arquero Tzorvas seguía luciéndose a cada ataque argentino, en especial, una a quemarropa que le encontró a Bolatti.

Acertó Diego en los cambios...Y Martín estuvo Oportunista


Nuevamente, nobleza obliga, cabe mencionar la buena lectura del partido que hicieron los integrantes del cuerpo técnico, que con las entradas de Di María y Pastore, la ofensiva argentina consiguió más velocidad de mitad de cancha en adelante, y liberó a Messi del armado del juego, que tan a maltraer lo tenía con la presión europea. Luego de una combinación entre el ex Huracán y Lío, llegaría el córner donde Argentina abriría el marcador: Demichelis ganó de cabeza, pero la pelota rebotó en Milito y quedo boyando en el área chica, para que el propio Micho le rompa el arco a Tzorvas y, prácticamente, liquide el encuentro. Era 1-0 y Argentina encontraba la tranquilidad del gol, para empezar a tocar por toda la cancha y aprovechar el nerviosismo griego.

Ya para los últimos minutos, Maradona le daría unos minutos de juego a Martín Palermo. Y cuando el Titán está en cancha, todos sabemos cómo puede terminar el asunto. Luego de una gran apilada de Messi (había hecho una similar un par de minutos antes, pero el palo le dijo que no), el 10 definió y nuevamente Tzorvas le negó el gol, pero el rebote cayó en el único lugar de la cancha donde todos los argentinos sabíamos que iba a caer: en los pies de Palermo. Cruzó el remate y sentenció el resultado final. Un final cargado de emotividad por el gol de Martín, pero que le calzaba a medida para todo lo que había hecho la selección a lo largo del mismo.

Ahora, a esperar hasta el Domingo. Argentina debe corregir muchas cosas, sobre todo en el fondo, porque en lo que le quede de Mundial (ojalá sean 4 partidos más), va a enfrentar a equipos que sí lo van a atacar y donde la zaga no debe fallar como lo ha hecho durante esta primera ronda, ya que ese error puede significar volverse a casa.

El Domingo, a partir de las 15.30, Argentina repetirá rival, al igual que en el Mundial pasado. Será México. Y ojalá, también, el mismo resultado.

Las imágenes pertenecen a Cancha Llena

Banderas en tu corazon

Las imágnes valen más que cualquier palabra.

Via Vale Chumbar

Que ganas de no verte nunca más…

Las palabras de Martín Palermo ayer y, anteriormente, el festejo de Riquelme luego del gol 219 del Titán, solo sirvieron para ratificar ese secreto a voces que indicaba que el goleador y el enganche están distanciados. Ya no alcanza vestir una misma camiseta, y seguir con ese concepto del “todos tiramos para el mismo lado”, evidentemente algo esta roto y ya no tiene sustento, ni forma de sostenerlo.

Martín Palermo es el hombre record de Boca y su capitán desde hace algunas temporadas. Siempre fue reconocido por su sacrificio y garra, valores que utilizaba para reemplazar la falta de talento natural que tiene. El Oportunista del Gol, como lo califico Carlos Bianchi, tiene un destacado olfato para poder merodear el área, capturar la pelota y mandarla al fondo de la red. Con su destacada altura, es un tiempista a la hora de cabecear: defensores que lo han enfrentado destacaron lo difícil que es marcarlo dentro del área y que “si lo dejás saltar, estas muerto”. Los medios siempre lo trataron como el “bueno” de esta película de enemistades con Riquelme. Siempre fue el profesional modélico que llega primero a los entrenamientos y se va último. El Titán que pelea contra viento y marea para salir adelante. El protagonista de una película épica.

Juan Román Riquelme es uno de los mejores futbolistas que salieron de nuestro país en los últimos 30 años. Dueño de un talento y características inigualables en la actualidad, es el enganche y manija de este Boca. Cuando frota la lámpara, uno no sabe que va a pasar: un pase perfecto entre líneas, una gambeta, un tiro al ángulo. Los más románticos dirán que es último 10 verdadero. Los que lo han enfrentado saben perfectamente que si está iluminado, por más que lo sigan entre dos, no lo van a poder controlar y con dos toques va a dejar pagando a sus marcadores. Para el no hay punto intermedio, los medios de comunicación lo aman y odian por igual, siempre al extremo: los que lo idolatran lo creen responsable de todos los logros futbolísticos del Xeneize, y como uno de los responsables de que hoy Palermo tenga 219 goles; los que lo odia, lo ven como el responsable de la división del vestuario, el que no se entrena, el que finge las lesiones.

No quedan claras las razones del conflicto. Si son recientes o vienen desde hace una década. Lo que si queda claro es que no son zanjables. Con dos personalidades evidentemente distintas, ha llegado0 l momento de un quiebre en esta relación de amor-odio. Si bien el delantero se tomo su tiempo para explicar que no desea que de esto se haga un “él o yo”, está más que claro que los planes de Amor Ameal de renovar ambos contratos no podrá suceder, y que tendrá que cargar con el costo político de pasar a retiro a uno de los dos. O a los dos.

Pero esto es fútbol, la dinámica de lo impensado. No sería extraño que mañana estén a los besos y abrazos por todos los medios diciendo que nunca hubo problemas y que piensan el 100% del tiempo en Boca. O que al que le toque irse, prenda el ventilador y manche a medio mundo. Todo puede ser posible. Mientras tanto, los invitamos a que ustedes voten.

La foto pertenece a Telam

Sentimientos encontrados

Siempre festejo con quien me asiste, pero ahora fue distinto. Todos lo vieron y lo pueden analizar. Me sentí incómodo. No quiero hablar, que cada uno saque sus conclusiones

Esta vorágine de estar en el mundo Boca, que es lo más importante que me pudo tocar dentro de mi carrera, no me permitió todavía hacerme la idea de la trascendencia de esta marca

No me apresuro en querer tener ya una respuesta a mi continuidad, quiero esperar los cinco partidos, terminarlos de la mejor manera posible, no me quiero apresurar a los tiempos, son los momentos y cada situación se verá

Los que me conocen que son hinchas de Estudiantes, saben cuál es mi postura, que mi decisión siempre pasó por terminar mi carrera en Boca

Ahora ya está, ya llegó el récord, disfrutar de este momento, de haberle dado una alegría a la gente y pensar que Boca tiene que tener otra mentalidad y no se puede conformar simplemente con ganar el Superclásico o haber hecho un partido como contra Arsenal, porque ese protagonismo y esas ganas que se tuvo contra River se tienen que mantener las 19 fechas de un campeonato

Martín Palermo, anoche, en el programa de Fox “El Superclásico”

Realidades expuestas

River se llevó el primer Superclásico del año por 3 a 1 (Villalva, Funes Mori y Rojas para River, mientras que Palermo empató transitoriamente para Boca), dejando en evidencia, una vez más, las pobrezas defensivas de Boca, que en tres partidos recibió diez goles. El partido fue una clara demostración del presente de ambos equipos: mientras que River esta, muy de a poco, levantando su nivel, a base de los juveniles (que anoche fueron fundamentales), Boca sigue apostando a los veteranos, que tantas alegrías supieron cosechar pero que en este momento dan enormes ventajas contra jugadores medianamente concentrados.

Si bien el despliegue del Millonario tampoco fue de lo mejor, con una buena sintonía entre el debutante Rojas y los delanteros Villalva y Funes Mori, le alcanzo para dejar en evidencia el mal momento que esta pasando Boca, especialmente la línea defensiva, ya que el Keko, sobre todo en el segundo tiempo, se canso de desbordar y desnivelar a los dos centrales. Importante aporte de Rojas, autor de uno de los goles (ay, Abbondanzieri!), que se encargó de la conducción de las acciones de mitad de cancha para delante. Tal vez el punto más flojo de River sigue siendo la defensa, que se vio inquietada ante cada embate de Boca durante los primeros 45.

Poco para decir de Boca, más que es un desastre. Tal vez una de las demostraciones futbolísticas más pobres del Xeneize, que se mostró apático y como una maquina de cometer errores y entregar pases al rival. El Coco, cada vez más en duda, debe resolver urgente los gravísimos problemas que tiene en el fondo: los cuatro de la línea defensiva, nunca coordinaron correctamente y fueron conos con la bandera de Suecia, los cuales Villalva se encargo de pasar una y otra vez. Abbondanzieri, por otro lado, esta más cerca de ser un ex arquero que del nivel que supo tener anteriormente. Poco de Román. Un gol de Palermo, y alguna que otra positiva de Gaitán. Nada más.

El primero se lo llevó River. El domingo en Mendoza, se jugará la revancha. Veremos que pasa…

Deportista Argentino del Mes: Octubre ’09

ar101

Martín Palermo

El Titán se lo merece. Tuvo un mes de esos para el recuerdo, con su regreso a las redes con la camiseta de la Selección con los dos goles en el amistoso a Ghana y luego el gran gol salvador contra Perú, en el descuento y bajo una lluvia torrencial, como para hacerlo bien de película. Y no nos olvidemos el gol de casi mitad de cancha contra Vélez.

Un gran mes Martín, que días atrás cumplió 36 años.

Por todo esto, elegimos a Martín Palermo, como el Deportista Argentino del Mes de Octubre

Ganó Argentina y el Titán pide pista

Después de casi 12 años, palermo volvió a marcar con la camiseta argentina

Después de casi 12 años, palermo volvió a marcar con la camiseta argentina

Sabido era que el partido amistoso contra Ghana no era medida, pero podía servirle a Maradona para definir que jugadores del ámbito local van a estar en los partidos contra Perú y Uruguay, que definirán la suerte de Argentina.

Gran partido de Palermo e Insúa. Contrariamente a lo que creíamos y expresábamos desde esta página unos días atrás, el Titán y el Pocho se mostraron en un gran nivel, demostrando que el flojo rendimiento que tienen un Boca, pasa más por el funcionamiento del equipo, que por el nivel de los jugadores: Insúa, que jugó de enganche su posición natural, anudó a todo el mediocampo juvenil de Ghana y desde sus pies salieron las jugadas más peligrosas para el conjunto Albiceleste. Mientras que a Palermo le llegaron las pelotas que en el Xeneize no, y fue el autor de los dos goles del partido.

La producción de la Selección, en general fue muy buena, pero insistimos en lo siguiente: Ghana, ya clasificada al Mundial, vino a nuestro país con muchos jugadores juveniles y que juegan en la Liga de su país. Así y todo se vieron sociedades más que interesantes, como el tándem Bolatti-Insúa, o la dupla delantera de Palermo-Hauche. ¿Y en el fondo? Poco juego hubo en el fondo, más que nada en el segundo tiempo, cuando la gran cantidad de cambios fue modificando el funcionamiento del equipo. Pero en líneas generales se vio sólida, más allá de algún susto por la velocidad de los delanteros ghaneses.

Ahora en los próximos días, Maradona dará a conocer que jugadores de nuestro fútbol participarán de la lista de convocados. Se cree que Palermo, Schiavi y Bolatti estarán con seguridad, más allá de alguna que otra sorpresa.

Pero la pregunta, después del partido de anoche, será otra: ¿Qué chances habrá de que Palermo sea titular con Perú?