Sudáfrica Veinte-Diez: Día 24 – El día después

Hoy fue el amargo retorno a casa. Con un espectacular recibimiento la Selección llegó al predio de Ezeiza entre aliento y pedidos a Diego para que siga siendo el DT por 4 años más. Sin importar que el cadáver aún esta tibio, ya varios medios y periodistas se bajaron del barco mundialista y empezaron a tratar de marcar responsabilidades puntuales y hacer hincapié en la ausencia de ciertos jugadores.

La Seleccion fue recibida hoy por una multitud

La verdad, como viene demostrando este Mundial, es que los jugadores por si mismos no ganan los partidos: lo hacen los equipos. Sino acaso observen las performances de aquellos signados entre los mejores del Mundo. Salvo Xavi e Iniesta, todos están de vuelta en casa: Cristiano Ronaldo nunca pudo hacer jugar a un mediocre Portugal, Rooney nunca fue la salvación de Inglaterra, Kaká no pudo con la presión holandesa y Messi nunca se encontró a sí mismo en el partido de Cuartos. Ni hablar de Italia y Francia, que hicieron sendos papelones en esta Copa.

Si bien es temprano para hacer un análisis de continuidad sobre Maradona, lo cierto es que, emitiendo una opinión netamente personal, Maradona debe seguir como DT de la Selección, con un plazo final de trabajo en la Copa América del año que viene, que se disputará en nuestro país. Lo que sí debe cambiar es la dirigencia de la AFA, claramente el principal responsable de los fracasos de nuestra Selección a lo largo de los últimos 20 años. Sabemos que esto es imposible, debido a la ausencia de agallas de las Comisiones Directivas de todos los equipos del país, pero Julio Humberto Grondona es el principal responsable, junto a todos sus secuaces, de que Argentina no tenga un plan serio de trabajo en el último tiempo.

Julio H. Grondona, usted es el principal responsable de los fracasos de los últimos 20 años

Lo cierto es que el daño ya está hecho. Hablando estrictamente del aspecto futbolístico, se cometieron errores en momentos que no se debían cometer, y nos tuvimos que volver antes de lo que esperábamos, con una paliza como última imagen. Duele ver a la Selección en esta situación, de no llegar a una instancia mundialista definitoria en 20 años. Duele ver como es más fácil responsabilizar a un solo jugador, y no a un grupo de dirigentes de este fracaso futbolístico. Duele ver como los periodistas deportivos argentinos, en su mayoría, dudan de Argentina como potencia del fútbol Mundial. Los mismos que destruían a Maradona y a Messi durante las Eliminatorias y aseguraban que Argentina no pasaba Primera Ronda, son los mismos que se subieron en el carro del triunfalismo cuando le metimos 4 a Corea, y ya se estaban peinando para la foto junto a la Copa, y que ahora castigan sin asco a Diego y a los 23 jugadores que fueron a representar a nuestro fútbol en Sudáfrica. Ni todo se hizo tan mal, ni todo fue tan perfecto.

Es momento de seriedad, esa que le falta a la mayoría de los dirigentes y periodistas argentinos. Hay que analizar la situación con calma y frialdad y tomar una decisión, cuanto antes, mejor.

Mientras tanto, sólo nos queda mirar, con una lágrima en la mejilla, las Semifinales de Sudáfrica 2010.

A llorar a Acapulco

Argentina le ganó 3 a 1 a México sin brillar ni sufrir muchos sobresaltos. El team de Maradona sacó provecho de un error arbitral y otro cuasi infantil de la defensa azteca para ponerse 2 a 0 y a partir de ahí manejar el trámite del juego. El objetivo se cumplió, pero otra vez la defensa se mostró débil, aun sin ser exigida a fondo. ¿Y ahora? Y ahora se viene Alemania, la revancha del 2006, por los cuartos…

La Selección llegaba confiada al choque de octavos con su par mexicano. Luego de una primera ronda accesible, con momentos de buen fútbol y un ataque que estuvo muy aceitado, la mira estaba puesta en cómo iba a responder la defensa ante un rival con vocación ofensiva, aunque sin tanto peso. Quizás por esto Diego decidió empezar el partido con Maxi Rodríguez en lugar de Verón y Otamendi en el lateral derecho, buscando más equilibrio. Pasó lo que se podía preveer: Argentina lastimaba cada vez que atacaba y sufría un poco cuando los mexicanos apuraban. De todas formas, las aproximaciones de los del Vasco Aguirre venían más que nada con tiros de larga distancia, principalmente de Salcido (casi rompe el travesaño) y Guardado.

Calito la empuja, luego de estar 1 metro adelantado

Argentina tardó algunos minutos en acomodarse, pero cuando lo hizo, se adueñó del trámite del partido. Los laterales fueron fundamentales. Tanto Otamendi como Heinze arrancaron con dudas, pero se fueron afianzando a medida que pasaban los minutos. Tanto, que terminaron siendo figuras del partido junto con Tévez. El ataque era propiedad casi exclusiva de Messi y Calito, que cuando se juntaban, o por arrebatos individuales, rompían el cerrojo defensivo del “Tri”. A los 26, y casi sin previo aviso, Argentina golpeó la puerta del arco mexicano, abrió el juez de línea (?) y le dijo “pasá, pasá, hacé lo que quieras” (?). Y Tévez la metió. Pero la metió en el offside más grande que se recuerde en la historia de los mundiales, nene. El offside de D10s. Para colmo, los inteligentes operadores de la pantalla del estadio pensaron que era buena idea poner la repetición en la pantalla gigante para que la vean todos los espectadores, los jugadores, cuerpos técnicos y la misma terna arbitral. Avivado de su horror, el asistente llamó al árbitro Rosetti para preguntarle qué carajo tenían que hacer. Por supuesto que no podían anular el gol, ya que no se puede utilizar la tecnología para cambiar los fallos, pero algo tenían que hacer. Mientras, se formó un tumulto alrededor del coloquio entre los jueces, que realmente no sabían para donde arrancar. Del otro lado, el segundo juez asistente hacía un pozo lo suficientemente grande como para meter a Rosetti, el asistente 1, el asistente 2, el cuarto árbitro y sus respectivas familias…

Lo cierto que es que si estábamos todos contentos con la animalada arbitral, mucho más lo estuvimos cuando Osorio decidió volcar en el campo de juego lo que había aprendido durante tantos meses observando videos de Demichelis. Inentendiblemente, el defensor mexicano quiso pisar la pelota en el área y se la regaló a Higuaín, que solo tuvo que gambetear de manera magistral al Conejo Pérez para poner el 2 a 0. Después de eso, los mexicanos se pusieron nerviosos y la Selección intentó aprovechar pero no logró aumentar el marcador. Un mano a mano de Di maría que sacó Pérez y un centro que Higuaín no pudo cabecear bien fueron las más claras antes del descanso.

En esta se confió Romerito, y el travesaño lo salvo

El segundo tiempo empezó casi como el primero. Aguirre puso a Barrera por el inexistente Bofo Bautista que ni siquiera había hecho lo que mejor sabe hacer, recibir escupitajos de parte de argentinos. Con ese cambio, el DT mexicano intentó abrir un poco la defensa argentina, cosa que logró, aunque no con mucha profundidad. Los tiros de Salcido seguían siendo el arma más peligrosa. A los 7 minutos, y otra vez sin aviso, Tévez intentó meter un pase cerca de la medialuna, el rebote le volvió a caer y Calito no perdonó: zapatazo al ángulo, 3 a 0 y a pensar en Alemania. Después del gol, Argentina intentó enfriar el partido, tocar y aprovechar alguna contra. A pesar de que Tévez era por lejos el mejor de la cancha, Diego, quizás en su primer error del Mundial, lo sacó para poner a Verón para que tenga la pelota. Y encima Messi volvió a ser aquel joven apático de las Eliminatorias. Desapareció por completo. Un par de minutos después, y con México yendo hacia adelante pero sin complicar, Demichelis otra vez demostró que tiene serios problemas en la marca. En lugar de encimar al Chicharito Hernández (intrascendente durante casi todo el partido), lo dejó recibir un pase de 5 metros y girar rápidamente hacia el arco, justo cuando Micho se arrimaba al delantero, cosa que tendría que haber hecho antes, justamente para no dejarlo recibir y mucho menos darse vuelta. Hernández quedó cara a cara con Romero y la clavó en el ángulo. Con el 3 a 1 todos pensamos que los mexicanos se iban a venir hasta con Don Ramón y la Chilindrina, pero no. Con su característica tibiez, los aztecas se entregaron casi mansitos. A pesar de eso, y debido a la fragilidad de Argentina en defensa, casi meten algún otro gol, pero Heinze sacó dos pelotas en la línea.

Argentina ganó otra vez, está invicto y si no fuera por Demichelis, no tendría goles en contra. Ahora se viene lo difícil, contra una Alemania fuerte que además le agregó algo de toque a la habitual firmeza táctica. Veremos qué pasa, pero la salida de Micho realmente es casi fundamental. Más teniendo tantas alternativas que vienen rindiendo, como Samuel (si se recupera) Burdisso y Otamendi.

Injustamente, con lo justo

Y al fin pasó el debut. Fue con triunfo, merecido el, pero que deja varias cosas para anotar y trabajar estos días hasta el choque del jueves con Corea. Argentina ganó, pero sufrió hasta el final por su falta de gol. El 1-0 es un resultado mentiroso, ya que la Selección tuvo, por lo menos, cuatro chances claritas de aumentar el marcador, y otras tantas que se fueron disolviendo. Pero lo más alarmante, además de la sequía adelante, fue el flojo acople defensivo que Argentina mostró gran parte del partido. De todas maneras se consiguieron los tres puntos, que era lo fundamental.

Argentina salió desde el arranque a comerse el partido, a llevarse por delante a la flojita defensa nigeriana con Lio Messi como abanderado. Y la alegría no tardó en llegar: primero un tiro de Messi que sacó el arquero con una gran volada, y luego, a los 6 minutos, sin tiempo para que el hincha se acomode en el sillón, apareció una jugada preparada desde un córner y Heinze, si Heinze, entro solito con una palomita que se clavó en el ángulo. Golazo, y Argentina parecía que se llevaba una goleada.
Pero a partir de ahí la Selección perdió dinamismo y juego asociado. Messi era la clave para romper la defensa nigeriana que le miraba el número cada vez que el 10 encaraba: metió la diagonal que tan famoso lo hizo en Barcelona, se llevó marcas y les dio más de un dolor de cabeza a los cuatro del fondo de Nigeria. Pero se encontró con un arquero convertido en muralla, Vincent Enyeama, que le ahogó dos situaciones claras.
Del otro lado, Nigeria se empezó a despertar y a explotar la habilidad y fuerza que tanto caracteriza a las Águilas Negras. Y el fondo albiceleste mostró sus falencias: Jonás Gutiérrez. El Galgo falló en casi todos los cruces y se comió todos los amagues mientras estuvo jugado de 4 mentiroso. Es verdad que no es su posición natural, pero fue flojo lo del ex Vélez y los africanos tomaron nota. Aprovecharon la velocidad de Obasi por esa banda y empezaron a mirar el arco de Romero con cariño, pero realmente, salvo algún tiro que pasó cerca, nunca llevaron verdadero peligro al aquero argentino, de buen partido. Adelante Argentina no generaba tanto riesgo como al principio, más allá de un mano a mano de Higuaín que tapo el arquero, y Verón no encontraba socios por la izquierda, ante un extrañamente apagado Di María.

En el segundo tiempo las cosas no variaron mucho, Argentina se achancho un poco y dejó venir a Nigeria, y maximizó los contraataques a pura velocidad. Nuevamente el arquero Enyeama tapo un par de situaciones claras que pudieron hacer del marcador algo más abultado. Mientras que los nigerianos empezaron a apretar más el acelerador, pero lejos están de ser aquel equipo temible de la década de los 90, y todas sus intenciones se ahogaban de tres cuartos de cancha para adelante. Así, con un poco de sufrimiento por los embates nigerianos, legó el final de una merecida victoria.

Es verdad que se sufrió y que los nervios le pasaron factura a la Selección. Pero también es verdad que el resultado podría haber sido más abultado de lo que fue, gracias a la gran actuación del arquero nigeriano.

Puntos Fuertes

Messi: uno de los mejores partidos de la selección para Lío. Encaró cada vez que pudo y fue la clave para el desequilibrio

Romero: Seguro el arquero en las pocas llegadas que tuvo. Bien de arriba en los centros y cuando le tiraban un problema le daba de punta para arriba, como debe ser.

Puntos Flojos

Jonás: se nota que no es 4 y hoy quedo en evidencia. Los nigerianos le ganaron la espalda cada vez que pudieron. Fue lo más flojo de la Selección

Di María: Desaparecido. No la toco en el primer tiempo y apareció poco en el segundo.

Jugador FIFA del partido: Vincent Enyeama

Entrevista en el Placard “H”

En medio de los problemas laborales y tecnologicos que no nos permiten actualizar el blog más seguido (ya estaremos de vuelta), la gente del blog El Placard "H", nos hizo una pequeña entrevista acerca del mundial que se viene.

Y como nosotros no le decimos que no a nada, participamos de ella muy agradecidos y de paso hablamos un poco de futbol que es lo que más importa. En realidad la entrevista la respondí yo, pero en nombre del blog, ya que los dos autores compartimos un similar pensamiento sobre el mundial.

Salvo porque me olvidé mencionar a Di María (fetiche de vonadeo) entre las importantes altas de la Selección, creo que quedó algo interesante, por eso, acá les dejo el link para que la puedan leer.

Entrevista con El Placard "H"

Los 23 Pasajes a Sudáfrica

Diego ya no tiene dudas. Esperemos que no la tenga adentro...

Ya está. No hay vuelta atrás. Desde la AFA publicaron la lista de 23 jugadores que serán los representantes de la Selección en el Mundial de Sudáfrica. ¿Sorpresas? Algunas. ¿Certezas? Los 23 que Siga Siga analizará a continuación, uno por uno.

Arqueros

Sergio Romero: No había dudas entre los tres porteros que viajarán al Mundial. Muchas menos, que Romerito será el encargado, a priori, de custodiar los 3 palos.

Mariano Andújar: Titular en pocos partidos, será el número 12 de la delegación. Se cayó después del partido con Brasil.

Diego Pozo: Titular en gran parte de los partidos de la Selección Local, peleó primero con Campestrini y después con Gabbarini. Será el encargado de llevar la cámara de fotos en estas mini vacaciones que tendrá en África

Defensas

Martín Demichelis: El sucesor de Ayala para Diego. Esperemos que le vaya mejor que al Ratón. Será el central titular.

Walter Samuel: Tapado para algunos, acrecentó su figura luego del partido con Alemania. Titular en el Inter multicampeón, será el central zurdo de la zaga titular

Nicolás Otamendi: Uno de los mejores valores que sacó el fútbol argentino en el último tiempo. Va a jugar de 4, aunque su posición natural sea la de central. A nuestro entender esta verde aún, pero se puede destapar en Sudáfrica. Ojalá

Gabriel Heinze: Será el lateral izquierdo. De lo peorcito de esta Selección. Soñábamos que se lesionara, pero no ocurrió, así que tendremos que sufrir su cortes a destiempo y proyecciones inútiles durante el Mundial. Le hace bien al grupo según Diego.

Clemente Rodríguez: Era una de las dudas cada vez que se hablaba de él. Puede jugar de 3, de 4 y hasta de 8. Tiene cuatro pulmones y es una alternativa en un puesto donde los buenos escasean.

Nico Burdisso: Buen central que tuvo una buena temporada en la Roma. A nuestro entender, tendría que ser el 6 titular, pero de todas maneras es una buena decisión llevarlo. Puede jugar de 4 también

Ariel Garcé: La sorpresa de esta lista. Es central y lateral. Muchos dicen que fue una de las figuras del torneo. Yo no sé qué torneo vieron… Ojalá el 12 de Julio colguemos banderas que digan “Perdón Garcé”

Mediocampistas

Jonás Gutiérrez: Otro de los indiscutidos para Diego. Dejará el surco por el costado derecho del mediocampo. Tiene llegada pero le falta un poco en defensa. Otro con varios pulmones de más.

Javier Mascherano: A los pocos días de asumir, Maradona dijo que su selección eran “Masche +10”. El mediocampista central será el 5 titular y el capitán de esta selección. Adentro desde hace mucho

Juan S. Verón: Muchos no le perdonan aún lo del 2002. Igual, la Bruja se ganó su lugar siendo uno de los mejores jugadores del medio local, y el cerebro del equipo argentino. Habrá que ver cómo le pesan sus 35 años jugando partidos seguidos.

Ángel Di María: De gran temporada con el Benfica, Peleo bastante el puesto de mediocampista izquierdo. Le falta definición, pero será una de las claves de esta selección.

Mario Bolatti: El único suplente natural de Mascherano, a pesar de ser un jugador de características distintas al Jefecito. Fue fundamental en el triunfo con Uruguay que le dio la clasificación al equipo, y eso para diego pesa más que la discreta campaña en la Fiore

Maxi Rodríguez: Casi sin participación en el ciclo Maradona, la Fiera consiguió un pasaje al Mundial, más por su experiencia que por su campaña en el Liverpool. Siempre es una alternativa a Jonás y a Di María

Javier Pastore: Se puede hablar de sorpresa, ya que a nuestro entender, peleaba mano a mano con José Sosa (nosotros no inclinábamos por el de Estudiantes). La realidad es que Pastore mejoró mucho su juego desde que se fue de Huracán, al que le agregó un poco del sistema defensivo del Calcio. Puede ser interesante lo que haga

Delanteros

Lionel Messi: El mejor jugador del mundo actualmente. No hay nada que no haya ganado ya, y nadie imagina un Mundial sin la 10 argentina en su espalda. Tiene un mes para ponerse a punto en el sistema que plantea Diego.

Gonzalo Higuaín: Peleó palmo a palmo con Messi, el título de Pichichi de la temporada en España, y después de su tironeo con Francia, es el 9 titular de Maradona.

Diego Milito: De gran temporada en el Inter, se muestra como el suplente natural del Pipita. Se rumoreó que podía quedar afuera en lugar de Lavezzi, pero la temporada de que tuvo, peso mucho.

Martín Palermo: El máximo artillero xeneize, sueña con el final de su película en la selección. Intratable de cabeza, es la alternativa para cuando haya que jugarse a los centros

Carlos Tévez: El jugador de Olepueblo, levantó muchísimo su nivel en el Manchester City. Siempre va para adelante (a veces se pasa de rosca) y por eso le gusta a Diego y a tanta gente

Sergio Agüero: Ganador de la Europa League, todavía está en deuda con la selección. No es de nuestro gusto, teniendo a Tévez y Messi, pero siempre puede sacar un as de debajo de la manga

Los que no viajan: Fabricio Coloccini, Jesús Dátolo, Juan Insaurralde, José Sosa, Sebastián Blanco, Ezequiel Lavezzi y Juan Mercier

¿Que dijo la web?

Vale Chumbar: Acá están, estos son…

La Redó!: La Lista del Dié!

La Pelota No Dobla: Los 23 de Argentina para Sudáfrica 2010

Abran cancha: Los 23 que van a Sudáfrica

Tic Espor: Mundial Sudáfrica 2010: la lista de la selección argentina

Rozando los 100

Diego envió la lista desde Sudáfrica

Así como nosotros volvimos de las vacaciones, Diego Maradona también. Finalizó la suspensión que le había impuesto la FIFA y ya tomo sus primeras decisiones del año: viajó a Pretoria para ver las instalaciones donde Argentina se hospedará durante el Mundial y entregó la lista de convocados del medio local, para el partido amistoso frente a Costa Rica del próximo 26 de enero.

Los Convocados (en negrita los que recibieron su primer llamado):

Nelson Ibáñez (Godoy Cruz), Cristian Campestrini (Arsenal), Clemente Rodríguez (Estudiantes), Guillermo Burdisso (Central), Fabián Monzón (Boca), Carlos Matheu (Independiente), Gastón Díaz (Vélez), Franco Razzotti (Vélez), Walter Ervitti (Banfield), Matías Caruzzo (Argentinos), Mario Bolatti (Fiorentina, en duda por la reciente transfrencia al club italiano), Federico Insúa (Boca), Martín Palermo (Boca), Gabriel Hauche (Argentinos), Nicolás Gaitán (Boca), Enzo Pérez (Estudiantes), Mauro Boselli (Estudiantes) y Jonathan Cristaldo (Vélez)

Desde ya, que la lista de convocados es tan discutible como la importancia de este partido, que a poco más de cinco meses de iniciar el Mundial, resta más de lo que suma de cara a la preparación del equipo. ¿Cuántos de estos jugadores tienen chances reales de estar entre los convocados? ¿Por qué Maradona sigue convocando jugadores a quemarropa, incluso jugadores de muy flojos presentes en sus equipos? La respuesta parecen tenerla únicamente los integrantes del cuerpo técnico, que creen que a tan poco tiempo de Sudáfrica, hay que seguir probando y rotando jugadores, en vez de empezar a definir y trabajar con los que tienen realmente chances de viajar.

Anuario: Lo Mejor y lo Peor del 2009 (Parte II)

Continuamos con la segunda parte de este Anuario 2009 del Deporte Argentino. En esta edición haremos la revisión de lo peor de este 2009 que ya casi está terminado. Que lo disfruten.

Lo Peor del 2009

Sin dudas, una de las peores cosas que vimos durante el 2009 es la situación futbolística y dirigencial que vive la Selección Argentina. Este año ha traído más tristezas que alegrías para la Selección, más allá de haber cumplido el objetivo de conseguir los pasajes a Sudáfrica sin la necesidad de repechaje. De todas maneras, Diego Maradona jamás encontró ni el equipo ni el estilo de juego. Argentina clasificó sufriendo hasta último momento en parte gracias a las victorias que consiguió y en parte porque los rivales no se animaron a mas sobre el final de la Eliminatoria. Casi 80 jugadores pasaron por la convocatoria, muchos de ellos inesperados, y pocos rindieron de la misma forma que en sus clubes. La derrota 1-6 con Bolivia en La Paz y 1-3 con Brasil de local, tal vez los peores ejemplos.

Sin irnos del predio de Ezeiza, también hay que mencionar los miles de problemas internos que tiene el Cuerpo Técnico que seguramente, en mayor o menor medida, afectó el nivel de juego. Bilardo peleado con Diego, que a Diego no le dejan traer los ayudantes que quiere, que se pelea con Brown y Batista, que Mancuso se pelea con Bilardo, y así sucesivamente, día tras día, apareció un nuevo problema interno del cual preocuparse. El papel de la prensa tampoco ayudó demasiado, metiendo púa y siendo el interlocutor entre las partes, sin mencionar a ciertos medios, que atacaron a Maradona en exceso por cuestiones políticas, como el apoyo a la Ley de Medios y terminaron recibiendo un “Que la chupen” y “Que la sigan mamando”, para algunos merecidos, como la dedicatoria especial a Toti Passman.

Pero las pálidas arrancarían bien a principios de año, allá por enero, cuando la Selección Sub-20 dirigida por Sergio Batista, se quedaba afuera del Mundial de la categoría a disputarse en Egipto. Los pibes nunca mostraron un gran nivel, incluso frente a selecciones claramente inferiores, y el mal juego fue una constante en los dirigidos por el Checho, que en la fase final, no ganaron ningún partido. Luego de este fracaso, Batista aún continúa al mando de los juveniles, que en enero ocuparon el último lugar de la clasificación.

Cambiamos de deporte por un ratito. Si bien no fue un fracaso rotundo, recordamos con tristeza la eliminación argentina de la Davis, a manos de República Checa. Fue 3-2, con Del Potro lejos de su plenitud física, y sin Nalbandián, que ya empezaba a tener problemas en la cadera que luego se operaría. En esta situación, a Argentina le costó mucho y no puedo ante quienes luego serían los sub campeones (perderían la final con España por 5-0). Habrá que ver qué ocurre el año que viene.

Siguiendo en el tenis, no fue un gran año para los argentinos, sacando, obviamente a Del Potro. Todos bajaron su ranking y sufrimos dos retiros: Guillermo Coria y Agustín Calleri. Guillermo Cañas todavía está ahí, pensando su futuro, con una muñeca que lo tiene a mal traer y David Nalbandián se perdió media temporada por una lesión. Ojalá el 2010 venga con más suerte.

Volvemos al fútbol y no podemos dejar de mencionar el año difícil que tuvieron los 5 grandes. Todos cambiaron de técnico n algún momento del año, y si bien ahora San Lorenzo e Independiente se encuentran en una pequeña remontada, lejos estuvieron de colmar las expectativas de los hinchas. Racing, que arrancó en franca remontada, zafando de la promoción gracias a Caruso, termina la temporada en un pozo importante y con grandes chances de jugarla el año que viene. Detalle importante que refleja el año de los grandes: ninguno de ellos disputara la Libertadores el año que viene.
Y a Boca y River les damos un párrafo aparte. Boca, con pocos refuerzos y luego del affaire Caranta, arrancaba el año como campeón y casi termina último. Horrible clausura, y para colmo, fue eliminado en octavos de final de la Libertadores, a manos del Danubio uruguayo. Ya en la segunda mitad, y siendo uno de los que mejores se reforzó (con cambio de DT incluido), nunca encontró el equipo, las peleas internas, dirigenciales y en el plantel, se hicieron cada vez más evidentes y terminó el año de la peor forma. River por su parte, venía de ser último y era muy difícil que no mejorara la última campaña. Pero todo puede pasar bajo el mandato de Aguilar. Algunos hinchas compraron el humo que vendió Fabbiani, que llegó siendo ídolo y se fue por la puerta de servicio. Así, en River se esforzaron por empeorar aún más el presente futbolístico millonario y siguieron regalando prestigio, quedando eliminados en la primera ronda de la Libertadores. El segundo semestre fue un poco mejor, por la llegada del negro Astrada, que le cambió la cara, un poco, al equipo, y porque finalmente, Aguilar terminó su mandato.

Ya que estamos en el futbol local no podemos dejar de mencionar las denuncias que aparecieron contras los árbitros de odas las categorías, acusados de arreglar partidos y favorecer a distintos equipos. Estas denuncias, que hace años que son sospechas dentro del mundillo del fútbol, por el momento quedaron en la nada, excepto algún comentario tipo “la AFA está investigando”. Se dieron nombres, desfilaron montones de dinero, pero aun no hay culpables y los árbitros siguen dando que hablar por sus malas actuaciones.

Hasta aquí el resumen de lo que para nosotros fue lo peor de 2009. Como ya les dijimos en la primera edición, esto es simplemente un resumen de lo que, a nuestro entender, es lo peor del año. Los invitamos a que dejen sus comentarios y sus opiniones sobre que nos faltó o que sobra en este anuario. Esperamos que lo hayan disfrutado.

Argentina tiene ropa nueva

ropaAsí es. Ayer al mediodía, y con la presencia de Juan Sebastián Verón y Don Julio, se presentó la nueva camiseta de la Selección Argentina, la cual se estrenará el próximo 14 de noviembre en el amistoso contra España y se utilizará durante el mundial de Sudáfrica

Entre algunos detalles que se pueden rescatar del nuevo modelo es la ausencia de vivos negros (al fin): tanto las tres tiras características de la marca, como el cuello (ahora es redondo) serán blancos. También se destaca el escudo, el cual es similar al de la camiseta de México ’86. Por último, en la nuca se puede encontrar el sol de la bandera argentina, rodeado por la frase “Coronados de Gloria vivamos, o juremos con Gloria morir” correspondiente a la última estrofa de nuestro Himno Nacional.

Para más información les recomendamos que entren al blog de Pablo Lisotto, Dame Pelota, donde encontrarán mucha más información y unas fotos buenísimas de la nueva pilcha argentina.

El último Titán

argperres

El panorama pintaba para la película épica: lluvia, desconcierto, todos yendo “a la carga Barracas”, un minuto para el final. Y si hablamos de “película épica”, ¿quién más puede ser el protagonista? Sí, Martín Palermo. El “optimista del Gol” como lo llamara alguna vez Carlos Bianchi. El Titán. Para aparecer por afuera de la mezclas de camisetas que había en el área y definir con el arco vacío. Sin embargo hay que sincerarse y ver la realidad de la Selección en este momento: Argentina le ganó con lo justo a Perú, el último de la tabla. Y analizar también que a lo mejor no mereció el triunfo por casi todo lo hecho en el segundo tiempo.

Lo grita Martín, lo gritamos todos

Lo grita Martín, lo gritamos todos

Pero la Selección arrancaba un partido con la obligación de ganar y con muchas expectativas sobre lo bueno que podía resultar de la suma de Aimar, Messi e Higuaín. Trío que funcionó muy bien durante los primeros minutos del partido, tocando y jugando rápido y por abajo. El Pipita tuvo, por lo menos, dos claras para ponerse en ventaja durante los primeros 45’ que no pudo aprovechar, ambas con una buena reacción del arquero peruano Butrón. Argentina dominaba la pelota y las intenciones, mientras que Perú estaba clavado en el fondo, superpoblando la mitad de la cancha y cada tanto aprovechaba para meter un pelotazo a las espaldas de Jonás, pero que nunca llegaba a inquietar el arco de Romero.
Pero la Albiceleste empezó a levantar el pié del acelerador al ver que no podía romper el cerco peruano, condenando a los que veíamos el partido a un hondo aburrimiento. Os peruanos se ponían bastante ásperos en cuanto a la marca, golpeando a Messi y Aimar cada vez que tenían la pelota y aprovechaban el fastidio de la selección al no poder avanzar hacia el área. Así, fastidiada, la Selección llegaba al final del primer tiempo.

Para la segunda mitad Maradona mandó a la cancha a Palermo en lugar de Enzo Pérez, intrascendente durante los primeros 45’. Con tres adelante, buscaba tratar de ser más ofensivo y concretar las que no pudo durante el primer tiempo, pero la Selección quedó desarmada en el fondo y en el medio, porque Jonás se tuvo que adelantar más para cubrir la salida de Pérez. Perú aprovechó esta variante y empezó a insistir por esa punta, adelantándose más en la cancha. Pero cuando parecía que el visitante se venía, Aimar se encontró con Higuaín, con un pase magnifico para dejar al delantero del Real Madrid cara a cara con el arquero, quien definió ante la salida de Butrón y generó un grito de desahogo en la cancha. 1-0 y a tratar de liquidarlo.
Pero en vez de esto, Argentina perdió la pelota, y le cedió la iniciativa a Perú, que de a poco fue agrandando las figuras de Mascherano, que si bien no es el de antes, mejoro muchísimo con respecto a sus últimas actuaciones y Romero, que tapo dos o tres pelotas fundamentales y que cambiaron el desarrollo del partido. La Selección, desde la entrada de Martín, dejó de tirar centros al área, buscando el arma preferida del delantero de Boca, que tenía que salir del área para encontrarse con la pelota.
La Selección se metía cada vez más atrás y Perú avanzaba de a poco. Maradona trató de acomodar el fondo, con el ingreso de Demichelis por Higuaín, volviendo a tener dos delanteros y tratando de cuidar el resultado, pero Di María, Aimar y Messi desaparecieron, con lo que significo que Perú estuviera más cerca del empate, que Argentina del segundo.

Buen primer tiempo de Lio, después se pinchó

Buen primer tiempo de Lio, después se pinchó

Hasta que vino ese final para el infarto: al minuto 90, en una de las tantas corridas peruanas, el centro pasado parecía que se perdía por el fondo, pero Mascherano se mandó un macanón tirando un taco en el borde del área, regalándole la pelota para el centro peruano que fue definido por Rengifo. 1-1 y los hinchas pedían huevos e insultaban a los jugadores y cuerpo técnico.
Pero no estaba todo el pescado vendido: luego de un córner, en el 2º minuto de descuento, el Pocho Insúa (había entrado por Aimar) le dio de rastrón, y luego de desviarse en el camino, le quedó a los pies de Palermo y con el arco vacío. 2-1, delirio de los jugadores. Delirio de Maradona que se tiro al césped del Monumental y alegría de la gente que coreaba el nombre del Titán.

¿Qué decir uno por uno? La actuación tuvo mucho altibajos, más bajos que altos: lo mejor se puede encontrar en Mascherano; cortando todo en mitad de cancha; Romero, que tapo dos o tres pelotas muy buenas; Palermo, que apareció en el momento justo, mostrando la entrega de siempre y el primer tiempo de Aimar, Messi, Higuaín y Di María. El segundo tiempo fue en si otro partido, donde Aimar dejo de recibir la pelota y Messi se quedó pardo más de lo que corrió. Flojito debut de Emiliano Insúa que perdió más de las que ganó y no se proyectó casi nunca. Pero en general, la Selección nuevamente dejó signos de preocupación y de un flojo rendimiento.

A pesar de todo, fue triunfo, vital e importantísimo de cara a las Eliminatorias. Ahora se vendrá una final contra Uruguay y quien gané clasificará al Mundial directamente. Desde ya habrá que levantar el nivel porque los charrúas propondrán un partido áspero en su casa y no perdonarán como sí lo hizo Perú.

Se viene una final, hay que ganar.

Links Relacionados:

Vale Chumbar: Palermo, siempre Palermo, hasta en la Selección

Esférico Balón: Palermo, el protagonista

La pelota no dobla: Argentina 2 Perú 1

Más leña al fuego

Redondo o Yo
Junio 1993

Si viene Bilardo, me voy de Boca
Diciembre de 1995

Si viene Latorre, me voy
Mayo de 1996

Si Macri echa a Bilardo, yo me voy
Julio 1996

Si Pompilio elige a Bianchi, yo me voy a mi casa
Julio de 2005

Si sigo, será con mis condiciones
Octubre de 2009

Sin margen de error, sigue amenazando

Sin margen de error, sigue amenazando

Estamos ante la presencia de un Maradona auténtico. Lejos quedó aquel engominado y afeitado muchacho que, de traje y corbata, daba la lista de los convocados para el partido frente a Escocia. A simple vista, Diego no soporta la presión de ser seleccionador, a pesar de haber sido el mejor jugador de la historia, y uno de los más grandes capitanes que tuvo la Selección. Y los idas y vueltas que lleva tamaña responsabilidad lo esta superando por alto margen.

La situación actual que vive la Selección pide a gritos calma, sensatez y paciencia, ninguna de las cosas que demuestra Maradona cada vez que le ponen un micrófono adelante. Paranoico desde el momento que asumió, alejó a Batista y a Brown, por miedo a que se quedaran con su lugar. Y constantemente estuvo atento a los movimientos de Bilardo, con quien tiene una relación plagada de altibajos (“A Carlos lo pusieron por si yo fallaba”, había declarado en aquella nota que se la recuerda como la causa de la 2º renuncia de Riquelme).

Esta vez, aparentemente, fue la gota que rebalsó el vaso: Bilardo, en su programa de radio cuando atendió a Mariano Closs, confesó haber deslizado algunos nombres de la convocatoria a Fernando Niembro, mientras Diego estaba en el spa italiano. Error del Secretario Técnico de las Selecciones Nacionales, que Maradona se lo hizo saber con cada micrófono que tuvo adelante. Desde ya que la actitud de Bilardo, lejos estuvo de ser la apropiada para el cargo que ocupa, sobre todo sabiendo que el DT es una persona muy volátil. Así y todo, el Doctor procedió como le parecía correcto a él, y desató otra batalla que terminará, según dicen si Argentina viaja a Sudáfrica, con la renuncia del ex Técnico Campeón del Mundo.

La otra actitud bilardista que le molestó a Diego, fue que el Doctor no viajara a Inglaterra para negociar con las autoridades del City, la no inclusión de Tévez y Zabaleta en el partido que los de Manchester jugaron contra el Aston Villa el pasado lunes. El resultado: Zabaleta se desgarró. A pesar que el City actuó dentro del reglamento (para que ambos jugadores no llegaran tarde, los dueños del City contrataron un vuelo privado) y los jugadores llegaron en tiempo y forma, Maradona se sintió desautorizado por Bilardo que no se movió del país y por el propio Carlitos Tévez, a quien le pidió que no jugara, como si el Doctor y el Apache pudieran controlar los destinos tácticos del club inglés. Obviamente, y como debe ser, Mark Huges hizo caso omiso a los pedidos del ex Boca, y jugó el lunes. Otra vez le pusieron los micrófonos a Diego para que descargara su odio contra Bilardo, a pesar de ser él el responsable de que, en una nómina de casi 28 jugadores, Zabaleta sea el único lateral derecho.

El sábado comienza una doble función donde Argentina se juega el pasaje a Sudáfrica. Ya no se puede pedir que Maradona, como responsable de la Selección, distribuya serenidad y calma frente a los medios ávidos de escuchar más al Diegote habitué de la noche porteña que al Diego entrenador. Ésta vez, y lejos de las ilusiones que creara con su asunción, allá por octubre de 2008, solo resta por pedir que se calle la boca y resuelva los conflictos internos, de la puerta para adentro, para que los jugadores, rehenes también de esta situación, puedan conseguir los puntos necesarios que nos pongan en el Mundial, sin más sufrimientos que los que ya pasamos.